Abdominoplastia en Málaga

Publicado en Cirugía plástica

  • Primera consulta gratuita
    Financiado desde 60€/mes
    Llámanos al 951 106 122 y te informamos
Reserva tu consulta GRATUITA
4.490 € Antes
6.990 €
Tu cuota desde 60 €/mes
Financiado por Evo Financer Financiado por Banca March Financiado por Banco Santander

El precio incluye las pruebas preoperatorias y una noche de hospitalización.

Nuestro cirujano

Dr. José Miguel Ingelmo Calvo
Cirujano plástico

El Dr. Ingelmo es licenciado en Medicina por la Universidad de Santander. Especialidad de Cirugía Plástica en el Hospital Regional Universitario Carlos Haya de Málaga, especialidad que viene ejerciendo desde 1995 hasta la actualidad.

Clínica Esbeltia Clínica Esbeltia

La palabra abdominoplastia en Málaga significa cirugía del abdomen y se basa en la extirpación del exceso de piel y grasa que hay en este lugar, al tiempo que se corrige la flacidez muscular. Gracias a esta técnica quirúrgica de carácter estético el paciente consigue un vientre más plano y firme y, en el caso de las mujeres, es posible lograr hasta una cintura más estrecha.

El mayor inconveniente de esta cirugía es la cicatriz resultante, cuya extensión dependerá de cada paciente y de la cantidad de grasa que haya que quitar para corregir el vientre abultado. No obstante, el cirujano procurará disimular la cicatriz para que se vea lo menos posible, además, con el tiempo esta marca se volverá más difuminada gracias a los cuidados que el propio paciente proporcione a la piel.

Abdominoplastia en Málaga

La abdominoplastia en Málaga es una técnica utilizada para lograr un vientre plano. La operación, que se realiza con anestesia general, consiste en hacer un corte por encima del vello púbico y hasta las caderas. Así se libera la piel del abdomen y se refuerzan con suturas los músculos en esta zona.

La abdominoplastia en Málaga es una técnica utilizada para lograr un vientre plano.

La abdominoplastia en Málaga es una técnica utilizada para lograr un vientre plano.

Después la piel se echa hacia abajo y se quita la que sobra. Tras la cirugía, si fuera necesario, el paciente llevará una faja especial además de un vendaje. Las cicatrices ubicadas alrededor del ombligo y en la parte baja del vientre mejorarán conforme pase el tiempo.

A pesar de ello, puede que algunas personas requieran de algún retoque de estas cicatrices para mejorar su aspecto mediante un sencillo procedimiento con anestesia local.

El resultado de la cicatriz dependerá, en buena parte, del tipo de piel de cada paciente y también de los cuidados que reciba. Por otro lado, es importante tranquilizar en el sentido de que no suele haber complicaciones serias en una absominoplastia en Málaga, y si se diera alguna, la más frecuente es una leve pérdida de sensibilidad en la zona, por encima del pubis.

Preoperatorio de abdominoplastia

El paciente deberá acudir a la primera consulta con buen estado de salud, para que lo evalúe el cirujano plástico. El especialista debe analizar dónde tiene alojada la grasa, cuánta cantidad presenta y cómo es el tono de la piel. Además, el cirujano querrá saber si fuma, qué medicación tiene prescrita o si toma algún tipo de vitaminas.

El paciente, por su parte, tendrá que ser sincero con el especialista en cuanto a los resultados que pretende conseguir con la abdominoplastia. Es importante no crearse falsas expectativas. La cantidad de grasa que presente el paciente determinará la técnica que se emplee. Así, si la persona tiene poca grasa bastará con una mini abdominoplastia, una intervención menos invasiva que tiene un postoperatorio más fácil y rápido, y que precisa menos estancia en el hospital o clínica.

Pero en caso de una abdominoplastia completa, puede que se requiera hacer también una liposucción en otras zonas, como las caderas, para mejorar la silueta corporal. Otras veces será suficiente con hacer una liposucción en la parte del abdomen.

De cualquier modo, el cirujano elegirá el mejor procedimiento quirúrgico que proporcione los resultados perseguidos, y explicará al paciente cuáles son todos los pormenores de la operación. Por último, hay que tener en cuenta que este tipo de cirugía no está cubierta por la Seguridad Social, puesto que su finalidad es estética. En consecuencia, el precio de la misma deberá ser costeado por el paciente.

Pasos para realizar una abdominoplastia

Este tipo de cirugía se realiza teniendo en cuenta cinco fases:

Los candidatos ideales son personas que acumulen grasa y piel en el abdomen.

Los candidatos ideales son personas que acumulen grasa y piel en el abdomen.

  1. Eliminación de piel y grasa sobrante del abdomen. También denominada dermolipectomía o delantal abdominal.
  2. Unión de los músculos rectos del abdomen con la ayuda de los puntos de sutura. De esta forma, se reconstruye la pared abdominal que suele quedarse mal después de los embarazos formándose incluso una hernia.
  3. Cierre de los tejidos sobrantes tras la operación.
  4. Colocación del ombligo, que debe ser reubicado (neoumbilicoplastia).
  5. Liposucción de flancos y caderas para mejorar el contorno corporal del paciente (este paso solo se realiza en algunos casos).

¿Quién puede hacerse una abdominoplastia?

Cualquier persona que goce de buena salud y tenga un peso normal puede someterse a una cirugía abdominal. Más concretamente, los candidatos ideales para este tipo de técnica son los siguientes:

  • Mujeres u hombres con silueta no muy moldeada, que acumulen mucha grasa y exceso de piel en el abdomen, a pesar de hacer ejercicio físico.
  • Mujeres que hayan tenido varios embarazos y que, como consecuencia de esto, presenten flacidez en el músculo y la piel, sin poder recuperar su tono inicial.
  • Personas mayores que ya no tienen elasticidad en el abdomen.

¿Quién no debe hacerse una abdominoplastia?

Por otro lado, hay personas para las que no es aconsejable una cirugía abdominal, por ejemplo, la abdominoplastia no está recomendada para para personas con sobrepeso. Así, el paciente que se encuentre en alguna de estas circunstancias no podrá realizarse una abdominoplastia: Los candidatos ideales son personas que acumulen grasa y piel en el abdomen.

  • Personas con obesidad. Estas deben adelgazar antes de someterse a la cirugía de abdomen, para que la intervención no entrañe riesgos.
  • Mujeres que quieran volver a quedarse embarazadas, ya que puede suceder que los resultados de la abdominoplastia se vean afectados a largo plazo por un nuevo embarazo.
  • Personas con cicatrices previas en la zona del abdomen.
  • Tampoco se aconseja en hombres o mujeres fumadores, pues el tabaco empeora la cicatrización de las heridas y puede incrementar el riesgo de necrosis.

¿Cómo se hace una abdominoplastia?

Normalmente, la abdominoplastia en Málaga se realiza con anestesia general. El tiempo que se emplea en realizar esta cirugía gira entre 1 y 2 horas, y comenzará con la realización de una larga incisión que va de cadera a cadera, justo por la zona superior del pubis.

Después se realiza otro corte alrededor del ombligo para dividir los tejidos circundantes. Con este corte, se consigue separar la piel de la pared abdominal para dejar visibles los músculos abdominales. Una vez así, el cirujano podrá tensar y unir estos músculos, proporcionando una pared abdominal más firme y una cintura más estrecha.

Después, el cirujano retira la piel sobrante y recoloca el ombligo en una nueva posición. Por último, sutura por las caderas, pubis y ombligo. Tras esto, se pondrá un vendaje especial en la zona operada y un tubo de drenaje temporal, con el que se elimina el exceso de fluido acumulado en el área operada.

Mini abdominoplastia

Si se realiza una mini abdominoplastia, el corte será menor que en la cirugía anterior. Este se hará encima del pubis, pero no requerirá de corte alguno alrededor del ombligo. Después la piel también se separará entre la incisión y el ombligo y se quitará la que sobre para hacer luego las suturas correspondientes.

En el caso de la mini abdominoplastia, este método solo es eficaz para ciertas personas en las que la grasa se acumula en la parte baja del abdomen y no en todo el vientre. Esta cirugía es más sencilla que la técnica tradicional, su recuperación es más rápida, pero sus resultados son menos visibles.

Anestesia

En la mayoría de los casos, la abdominoplastia requiere de anestesia general para que el especialista pueda realizarla sin que el paciente se mueva y salga todo bien. Pero hay procedimientos en los que la complejidad de la intervención es menor, como ocurre con la mini abdominoplasta o la liposucción abdominal, en los que se puede utilizar, si así lo dice el cirujano, anestesia local más sedación.

¿Cómo es el postoperatorio de una abdominoplastia?

La operación de abdominoplastia en Málaga se realiza con anestesia general.

La operación de abdominoplastia en Málaga se realiza con anestesia general.

La operación de abdominoplastia en Málaga se realiza con anestesia general. El postoperatorio de la abdominoplastia es similar al de otras cirugías estéticas, esto es, requiere seguir las indicaciones precisas del cirujano. Después de ser intervenido, el paciente deberá permanecer en observación unas horas.

El tiempo de hospitalización dependerá de la extensión de la abdominoplastia, aunque no suele ser necesario pasar más de tres días ingresado en el hospital o la clínica. Los primeros días de postoperatorio, el paciente se sentirá inflamado y molesto. El cirujano le indicará qué medicamentos tomar para mejorar estos síntomas y también le dirá cómo deberá ducharse y cambiarse el vendaje del abdomen.

Injerto capilar 2
Reserva tu consulta GRATUITA

Clínica Esbeltia

Málaga Barcelona Sevilla

Fotos antes y después

Opiniones de pacientes


Consejos para la recuperación

Es importante que el paciente intente caminar lo antes posible, teniendo cuidado para que los puntos no se estropeen. Pasados entre cinco y siete días se le quitarán dichos puntos. Si hubiera suturas internas, cuyos extremos sobresalen por la incisión, se quitarán dos o tres semanas después de la cirugía.

Una vez retirados ambos puntos (los internos y los externos), el vendaje se sustituirá por una faja abdominal. En total, lo frecuente es que haya que esperar entre cuatro y seis semanas para conseguir la recuperación total de la persona. Durante este tiempo, el paciente deberá seguir todas las indicaciones de su cirujano.

De hecho, se recomienda no realizar esfuerzos bruscos durante los tres meses posteriores a la cirugía. Con respecto a las cicatrices del ombligo y abdomen inferior, estas mejorarán con el paso del tiempo, de forma que, aunque sean permanentes, si se cuidan bien se volverán menos visibles.

Posibles riesgos tras una abdominoplastia

Cuando se hace con todas las garantías, la abdominoplastia es una intervención segura, sin embargo, puede conllevar complicaciones si no se realiza de forma correcta, o si no se lleva a cabo por un profesional cualificado y con experiencia.

Por ello, lo mejor para que esto no ocurra es elegir un buen cirujano plástico y un hospital o clínica que ofrezca garantías. Pese a todo, pueden producirse efectos secundarios por el mero hecho de ser una cirugía (y tener vinculados estos inconvenientes propios de ella). Entre estas posibles complicaciones están:

  • Infección en el área tratada.
  • Aparición de trombos venosos.

Cuando hay una infección, el cirujano suele aconsejar la ingesta de antibióticos y drenaje, pero esta complicación puede hacer que el paciente tenga que estar más tiempo en el hospital. Por otro lado, se evitarán los trombos venosos mediante el movimiento de piernas conforme pase el efecto de la anestesia.

Cicatrices

En cuanto a la cicatrización, hay que destacar que dependerá del tipo y calidad de la piel del paciente. Hay personas que cicatrizan muy bien y otras que, en cambio, necesitan de una segunda operación para mejorar sus cicatrices.

Cuando el paciente es fumador, deberá dejar el tabaco durante un periodo anterior y posterior a la cirugía para evitar que se produzcan problemas o complicaciones y que la cicatriz tarde más en curarse. Por ello, es muy importante que el paciente haga todo cuanto le diga su cirujano antes y después de realizar la abdominoplastia.

Es importante insistir en que la cirugía abdominal no es una técnica para perder peso.

Es importante insistir en que la cirugía abdominal no es una técnica para perder peso.

Entre estas recomendaciones estará el no hacer deporte hasta que su médico se lo aconseje, pues podría producir graves daños sobre la zona operada el hacerlo antes de tiempo. Es importante insistir en que la cirugía abdominal no es una técnica para perder peso. A largo plazo, los resultados de la abdominoplastia vendrán determinados por la actitud del paciente.

Pues si este hace todo lo que le recomiende su cirujano y sigue una dieta equilibrada al tiempo que retoma la actividad deportiva dichos resultados se mantendrán, pero si no sigue los consejos del especialista, volverá a acumular grasa.

Por último, el paciente debe tener una expectativas ajustadas a la realidad de lo que se consigue con esta cirugía y de que tendrá que aceptar el llevar una cicatriz toda la vida aunque pueda disimularla con la ropa y mejore con el tiempo. A cambio podrá presumir de un abdomen más firme y plano que antes.

¿Por qué someterse a una abdominoplastia?

La abdominoplastia en Málaga se realiza cuando se quiere mejorar el aspecto exterior y la autoestima. Algunas personas tienen graves complejos por tener cierta flacidez en el abdomen.

Esto les provoca malestar emocional y personal, razón por la que recurren a esta cirugía. Por ejemplo, suele suceder en mujeres que después de varios embarazos no vuelven a tener el vientre plano, o a personas que tras perder mucho peso tienen una barriga flácida. Gracias a la abdominoplastia se acaba con estos problemas y la persona vuelve a lucir una piel abdominal más tersa y firme, evitando el exceso cutáneo anterior a la operación.

Por ello, la abdominoplastia en Málaga es elegida por muchos pacientes para devolver el tono muscular perdido e imposible de recuperar con ejercicio físico. No obstante, será el cirujano el que determine la idoneidad o no del método y las distintas alternativas con las que puede contar la persona antes de someterse a esta cirugía (como llevar una dieta sana y hacer actividad física regular). Si el paciente sigue sin mejorar entonces podrá optar a esta intervención quirúrgica, en caso de reunir los requisitos necesarios.

¿Cómo queda el paciente después de una abdominoplastia?

El resultado suele ser muy bueno respecto al aspecto anterior a la intervención, ya que, después de la operación quirúrgica el tono muscular aumenta y el vientre se queda plano. De esta forma, la persona recupera su autoestima y se siente mucho mejor.

Así, los resultados son satisfactorios, siempre que las expectativas de la persona sean realistas. Con la abdominoplastia se mejorar el contorno del cuerpo, que adquiere mayor firmeza en una zona tan importante como es el abdomen. No obstante, es imprescindible ser consciente de que habrá que cambiar los hábitos de alimentación y de vida. Es decir, se deberá seguir una dieta equilibrada y sana, así como hacer ejercicio con cierta frecuencia. En definitiva, habrá que evitar los excesos o la vida sedentaria, de lo contrario, la grasa volverá a acumularse en las mismas zonas.

Consejos para mantener los resultados de la abdominoplastia

Uno de los consejos más recurrentes tras la abdominoplastia es beber muchos líquidos, preferiblemente agua. Es importante tomar al menos dos litros de agua diarios, incluyendo las comidas. De media, esto se traduce entre ocho y diez vasos de agua al día. Así se ayuda al riñón y al intestino a funcionar mejor, y la recuperación será más rápida.

Asimismo, estar bien hidratado también contribuye a un mejor proceso de cicatrización. Además del agua se podrán tomar zumos, especialmente cítricos que tienen más vitaminas. En cambio se evitarán los refrescos y zumos industriales, muy azucarados, así como las bebidas con cola o cafeína (té o café).

Siempre será mejor tomar agua, infusiones naturales o zumos naturales. La toma de agua será gradual y a lo largo del día , cuando al paciente le apetezca pues tampoco es bueno forzar la ingesta de este líquido.

Alimentación

De otra parte, el paciente cuidará su alimentación, dado que sino carecería de sentido pasar por esta cirugía. Hay que comer poco y muchas veces al día para evitar el sobrepeso. Incluso, se aconseja comenzar con la dieta antes de la abdominoplastia, para que así el cuerpo se vaya acostumbrando.

  • Entre los alimentos que deberá tomar destacan las frutas y vegetales (espinacas o verduras de hojas verdes), o las proteínas (carnes blancas y pescado o legumbres). De otra parte se evitarán los productos azucaradas y los hidratos de carbono refinados (pan, pastas blancas, bollería, etc.), que se podrán sustituir por por cereales integrales o fruta.
  • También se aconsejará tomar pescado porque tiene muchas proteínas y ácidos grasos omega. Así como verduras, hortalizas, tomates y verduras coloreadas que tengan mucho antioxidante y vitaminas además de fibra y frutos secos.
    Durante el postoperatorio de la abdominoplastia, la paciente debe seguir los consejos del cirujano para evitar complicaciones.

    Durante el postoperatorio de la abdominoplastia, la paciente debe seguir los consejos del cirujano para evitar complicaciones.

    Durante el postoperatorio de la abdominoplastia, la paciente debe seguir los consejos del cirujano para evitar complicaciones.
  • Es normal no tener mucho apetito tras la intervención, por lo que al principio es importante comer pocas cantidades, pero de alimentos muy nutritivos (zumos y frutas). Además, evitarán las comidas grasas o que ocasionen digestiones lentas, para evitar los gases que generen más molestias, puesto que con la abdominoplastia los músculos están más tensos.
  • También se evitará la sal, las conservas, legumbres o alimentos grasos como las patatas fritas y bebidas gaseosas. Para evitar tanto la retención de líquidos como los gases.
  • Se evitará fumar durante todo el proceso quirúrgico (antes, durante y después de la abdominoplastia. Y se evitará el consumo de alcohol (como mucho una copa de vino) ya que puede producir deshidratación.

En algunos casos, el cirujano podrá recomendar a los pacientes el uso de ciertos suplementos vitamínicos (vitamina C y E para que cicatrice antes la herida), suplemento de hierro (junto a la vitamina C y las del grupo B para formar glóbulos rojos) y remontar la pérdida de sangre.

En otros casos se prescribirán propióticos para facilitar la función intestinal pues esta se ve afectada por los antibióticos, que a veces debe tomar el paciente para evitar infección.

Ejercicio físico

Por último, es muy importante que el paciente intente moverse desde el primer momento para evitar que sufra trombosis venosa o embolismo pulmonar. Debe comenzar a andar poco a poco, aún estando en el hospital. Ya una vez recibido el alta, se darán pequeños paseos dentro de la misma casa, hasta que pueda salir a la calle y moverse sin dificultad. El uso de faja le ayudará a mejorar la hinchazón abdominal y el edema, aunque deberá ponerla más floja para dormir.

En este sentido también serán de gran ayuda los drenajes linfáticos que hará el fisioterapeuta o el masajista acreditado para ello. En definitiva, el paciente deberá cuidarse después de la operación de abdominoplastia en Málaga no solo para conservar la estética lograda, sino también para cuidar su salud.


  • Artículo escrito por:
  • Doctor Francisco Javier Ruiz Solanes
  • Licenciado en 1989 en Medicina y Cirugía por la Universidad de Málaga (UMA)
  • Colegiado 6.024 del Colegio de Médicos de Málaga
  • Director médico Clínica Esbeltia

Condiciones

  • Llámanos para informarte:
    661 84 15 71
  • Nosotros te llamaremos para concertar el día de la cita.
  • Tras la consulta con el especialista, quien resolverá todas tus dudas, podrás decidir libremente si quieres someterte a la operación. Si lo haces, el precio total de la misma será de 4.490 €. El importe de la operación debe ser abonado directamente a la clínica de la intervención en las condiciones pactadas con ellos.
  • (*) Puedes financiar el importe final (4.490 € ) desde 60 €/mes. Consulta condiciones.
  • Solo para mayores de 18 años.

¿Dónde es?

Clínica Esbeltia

Consulta
Avenida Manuel Agustín Heredia 28, 29001 Málaga

Déjanos un comentario