¿Es aconsejable cortarse el cabello antes de someterse a un injerto capilar?

Publicado en Injerto capilar

Un importante número de pacientes que han decidido realizarse un implante se formulan la pregunta de si es aconsejable cortarse el cabello antes de someterse a un injerto capilar.
Las técnicas FUE y FUSS son las dos que con mayor frecuencia se están utilizando para un implante de pelo.

Las técnicas FUE y FUSS son las dos que con mayor frecuencia se están utilizando para un implante de pelo.

Las técnicas FUE y FUSS son las dos que con mayor frecuencia se están utilizando para un implante de pelo. La respuesta que dan los profesionales en la materia, cirujanos y clínicas especializadas, es que según la técnica que vaya a utilizarse y las circunstancias personales habrá o no que cortarse el pelo. No obstante, en la mayor parte de los casos se le pide al paciente que acuda a consulta sin haberse cortado el pelo para que el cirujano capilar, que vaya a realizar la operación, pueda analizar tanto el pelo que halla como el nivel de cobertura que este ofrezca según el tipo de pelo. De tal modo, que hecho esto y antes de acometer la cirugía se podrá optar por cortar el cabello por completo o por colocar unas bandas estrechas que oculten el pelo, si este es muy largo. Pero esto deberá decidirlo el cirujano, pues es el profesional que sabrá lo mejor en cada caso concreto. Hay veces que para conseguir un resultado discreto no se recomienda cortar el cabello días antes de someterse al tratamiento. Pero en otras circunstancias puede ser necesario cortarse el pelo antes del injerto capilar. En resumen, deberá ser el médico que realice esta cirugía el que recomiende la mejor manera de actuar en cada caso, teniendo en cuenta la técnica seleccionada. A continuación expondremos en qué consiste un injerto capilar y las técnicas que hay. Pues según la elección de estas será preciso cortar o no el pelo antes del trasplante capilar en Turquía -que está experimentando un crecimiento extraordinario- o en cualquier otro país.

¿En qué consiste un injerto capilar?

Un injerto capilar consiste en trasplantar folículos pilosos de una zona a otra de la cabeza con el objetivo de que el pelo crezca desde su raíz de manera natural.
Actualmente, hay dos técnicas que funcionan muy bien en este campo:
  • La FUSS o de la tira.
  • La FUE.

La técnica FUSS o de la tira y el corte de cabello

En este caso, y en relación a la pregunta de si es aconsejable cortarse el cabello antes de someterse a un injerto capilar con la técnica FUSS (Follicular Unit Strip Surgery), o técnica de la tira, es necesario saber que esta no precisa rasurar el pelo, sino que solo requiere que se corte un poco con la tijera en la zona donante (parte lateral de la cabeza u otras áreas), para que cuando se acometa la incisión y se cosa quirúrgicamente después, quede un pequeña cicatriz que no pueda ser apreciada por la vista. Este método, más tradicional, se basa en la extracción de las unidades foliculares necesarias de la zona donante empleando una fina banda de piel de unos 20 centímetros de longitud por uno de ancho, para a continuación injertarla en las partes con alopecia del cuero cabelludo. De otro lado, señalar que la cicatriz queda escondida entre el propio pelo del paciente siempre que este tenga una longitud mínima de cinco milímetros. Por ello, si el injerto se hace con técnica FUSS no será necesario cortarse el pelo.
Si se ha optado por la técnica FUE, sí es aconsejable cortarse el cabello antes de someterse a un injerto capilar.

Si se ha optado por la técnica FUE, sí es aconsejable cortarse el cabello antes de someterse a un injerto capilar.

Si se ha optado por la técnica FUE, sí es aconsejable cortarse el cabello antes de someterse a un injerto capilar.

¿Es aconsejable cortarse el cabello antes de someterse a un injerto capilar con la técnica FUE?

El método FUE (Follicular Unit Extraction) es distinto al que hemos mencionado antes. En este caso, la técnica requiere de un rasurado previo casi en toda la cabeza, por lo menos de la zona donante, para que el cirujano pueda ver, seleccionar y extraer correctamente las unidades foliculares que deberán injertarse. Pues en este caso las unidades foliculares se consiguen de forma individual, una a una, para después tratarlas con el microscopio y colocarlas en la zona despoblada de cabello. De ahí que sea necesario rasurar el pelo, por lo menos en la parte donante de la cabeza. Así se obtendrá cada folículo de manera adecuada mediante una herramienta especial con la que sacar cada unidad directamente desde el cuero cabelludo. Con este método se hacen pequeños “bocados” a partir de los que se extrae una unidad folicular. Esta técnica tiene la ventaja de no dejar cicatriz alguna porque no hay incisiones visibles ni cortes, tan solo pequeños puntos que una vez cicatrizados desaparecen. Tras unas semanas, los cabellos que quedan en la zona donante empiezan a cubrir por completo el espacio que antes había así como cualquier marca que pudiera verse (quedando totalmente imperceptible). Resumiendo, en lo referente a si es aconsejable cortarse el cabello antes de someterse a un injerto capilar, saber que, en casos de mini injerto, el cirujano tiene que rasurar la zona donante para después aislar y extraer el pelo con una herramienta especial que realiza minúsculas incisiones alrededor del folículo. Este proceso se repite en varias ocasiones y después con la ayuda de una pizca, extrae las unidades foliculares que serán nuevamente implantadas. Finalizado todo esto, se retiran los folículos del área donante.
El cirujano realiza cientos de pequeñas incisiones, del tamaño de la cabeza de un alfiler, en la zona receptora donde se implantarán cada una de las unidades foliculares.
Por todo ello, afirmamos que esta técnica quirúrgica requiere cortar el cabello, pero lo tendrá que hacer el propio médico antes de la cirugía. Por otra parte, la técnica fue cuenta con el gran beneficio de no dejar cicatriz posible al no haber sutura sobre el cuero cabelludo. Cuando este procedimiento se realiza a mujeres y para intentar disminuir el cambio radical de imagen que conlleva el cortar el cabello tanto, existen varias alternativas que pueden ser consideradas y que, según la longitud del pelo, permiten que el rasurado no sea total sino que solo afecte a una parte o zona. Se trata de una buena opción que se puede consultar con el cirujano que vaya a realizar el injerto capilar en Málaga u otra ciudad de España y que este valore tanto la efectividad como el mejor método para emplearlo en cada situación particular. Por todo lo expuesto, se deduce que los pacientes (sean hombres o mujeres) que no deseen afeitarse o rasurarse la cabeza por completo, podrán optar por rasurar tan solo la parte del área donante y dejar pequeñas cortinillas de pelo que servirán para disimular las partes afeitadas de la cabeza, puesto que el cabello largo cae por encima de esas zonas y las oculta totalmente. Esto es lo que suelen elegir las pacientes.
Cualquiera de los procedimientos de trasplante de pelo disponibles en la actualidad ofrecen estupendos resultados.

Cualquiera de los procedimientos de trasplante de pelo disponibles en la actualidad ofrecen estupendos resultados.

Cualquiera de los procedimientos de trasplante de pelo disponibles en la actualidad ofrecen estupendos resultados. También se podrá optar por un rasurado parcial, en el que se corte la parte lateral y posterior de la cabeza, de las que se extraerán los folículos pilosos, dejando el resto del cuero cabelludo con el mismo aspecto. Haciendo este proceso se conseguirá igualar el corte de pelo pasados unos días, con lo que el cambio de imagen no se apreciará de una manera tan llamativa como con el rasurado total. Pese a todo lo expuesto, hay que mencionar que estas alternativas cuentan con algunas limitaciones. Pues al ser la zona donante más pequeña, las receptoras también tendrán que ser menores. Exceptuando el tema de si se requiere o no cortar el pelo al paciente, tanto la técnica FUE como la FUSS son igualmente buenas. Las dos ofrecen magníficos resultados estéticos, al tiempo que son una garantía y solución permanente y natural. Pues ambas cuentas con sus propias ventajas e inconvenientes, así como con unos requisitos, limitaciones, indicaciones específicas y un perfil concreto para cada paciente que determine si es o no buen candidato o candidata. Además de saber si es aconsejable cortarse el cabello antes de someterse a un injerto capilar, el paciente deberá conocer todos los aspectos positivos y negativos que supone cada técnica, pues, aunque las complicaciones y riesgos sean mínimos y poco frecuentes, existen y es bueno conocerlos. También el paciente deberá asegurarse de que el equipo quirúrgico que vaya a operarle esté altamente cualificado y entrenado y con años de experiencia.

Déjanos un comentario