Solucionar un mal injerto capilar

Publicado en Injerto capilar

Solucionar un mal injerto capilar es posible, ya que este se puede corregir posteriormente. Lo suyo, como es lógico, es que el profesional cirujano que realice dicho injerto no lo haga mal. Pero, si ocurriera, tendría solución y sería mediante una intervención poco invasiva para el paciente, aunque más difícil para el cirujano.

A veces, los trasplantes de cabello se realizan sin utilizar técnicas adecuadas (como la FUE y FUSS) ni tecnología desarrollada. Esto hace que junto a un profesional que no tenga experiencia contrastada en la materia se produzcan malos resultados en algunos tipos de cirugías capilares. Puede también ocurrir que el trasplante capilar se hizo hace muchos años, cuando no existía la tecnología actual, y el paciente quiera mejorar los resultados de entonces aunque estos no fueran del todo malos.

Son distintas las razones que pueden motivar al paciente a solucionar un mal injerto capilar anterior.

Son distintas las razones que pueden motivar al paciente a solucionar un mal injerto capilar anterior.

Otros motivos por los que se debe realizar, de nuevo, una operación de injerto de pelo puede ser debido a que no se consiguieran los resultados deseados por causas como: las características físicas del individuo, la respuesta que su organismo haya tenido, si siguió las recomendaciones médica en el postoperatorio y demás.

El conseguir un resultado bueno al realizar un trasplante capilar en Turquía -por ejemplo- viene determinado por la experiencia del cirujano en ello y su buena intuición. Pese a todo, e incluso a que se consigan resultados óptimos, algunos pacientes siguen sin estar satisfechos con los resultados y el nuevo aspecto de su cabello, razón por la cual deciden volver a someterse a una nueva intervención para conseguir un aspecto más natural.

La elección de un buen cirujano, aval seguro para el éxito

Cuando hay que realizar unas segundas intervenciones quirúrgicas para corregir un trasplante anterior, es fundamental elegir un cirujano capilar con la titulación y experiencias necesarias para garantizar el éxito en esta segunda intervención. De esta forma, se disminuirán los posibles riesgos y el injerto de pelo podrá ser un éxito.

El hecho de corregir o solucionar un mal injerto capilar según la visión del paciente, es una cirugía más difícil y exigente para el cirujano. Pues durante esta operación el cirujano deberá corregir los malos resultados (como puedan ser cicatrices muy visibles, cabello de muñeca y otras) de un injerto anterior de pelo.

El objetivo es lograr unos resultados mucho mejores y más naturales en esta segunda cirugía.

Motivos para solucionar un mal injerto capilar anterior

El principal motivo por el que un paciente quiere volver a someterse a esta cirugía es porque no quedó satisfecho con el resultado de la misma. Esto puede ser debido a que el trasplante de cabello anterior se realizar con técnicas no apropiadas que dejaran un resultado poco natural. También puede que cuando se realizó el trasplante de pelo se empleara la mejor técnica de ese momento y que ahora dicha técnica haya quedado obsoleta y se consigan mejores resultados con las actuales. Por eso, si el paciente conoce el avance en injertos capilares, seguramente, querrá volver a someterse a una cirugía de este tipo con estas nuevas técnicas que le aseguran un resultado más natural del conseguido entonces. A todo ello, habría que añadir que, en ese momento, también los profesionales de la cirugía no tendrían el conocimiento sobre diseño estético y armonioso y el modo de lograr un injerto de pelo más natural que hoy día tienen.

En definitiva, los motivos que llevan a algunos pacientes a someterse a una nueva intervención se deben, sobre todo, al deseo de conseguir un aspecto menos artificial y disimular el exceso de cicatrización que pudiera tener su primer injerto capilar en Málaga, Barcelona o cualquier ciudad de España. 

Los resultados obtenidos con el segundo implante han de mostrar una naturalidad muy superior.

Los resultados obtenidos con el segundo implante han de mostrar una naturalidad muy superior.

Otras razones por las que una persona quiere corregir su trasplante de pelo son:

  • Porque tiene demasiado tejido cicatrizal que quiere que le corrijan del trasplante.
  • Mala elección del ángulo de salida de los injertos, que quiere que sea corregido.
  • Mala colocación de la primera línea (muy baja o alta) produciendo un aspecto artificial.
  • Mucho tejido cicatrizal en comparación con el resto de cabellos trasplantados.

Todos estos motivos hacen que el paciente vuelva a acudir a una cirugía reconstructiva. Pues la primera línea, que se encuentra en la parte que enmarca el rostro, debe parecer muy natural. Si esta primera línea tuviera un aspecto artificial podría ser mejorada gracias a un cirujano experimentado en la materia. Este cirujano se encargará de diseñar una primera línea que tenga en consideración la densidad natural del cabello para alcanzar una armonía adecuada y unos resultados naturales.

Esta clase de cirugías reconstructivas para solucionar un mal injerto capilar se podrán hacer si existe una cantidad de cabello adecuada en la zona donante del paciente y suficiente número de unidades foliculares.

Déjanos un comentario