Mastopexia en Málaga

Publicado en Cirugía plástica

Mastopexia sin prótesis 4.290 € *
Mastopexia con prótesis 4.590 € *
  • Primera consulta gratuita
    Financiado desde 60€/mes
    Llámanos al 951 106 122 y te informamos

Nuestro cirujano

Dr. José Miguel Ingelmo Calvo
Cirujano plástico

El Dr. Ingelmo es licenciado en Medicina por la Universidad de Santander. Especialidad de Cirugía Plástica en el Hospital Regional Universitario Carlos Haya de Málaga, especialidad que viene ejerciendo desde 1995 hasta la actualidad.

Te llamamos nosotros:

    El precio incluye las pruebas preoperatorias, una noche de hospitalización y sujetador postoperatorio de regalo.

    Clínica Esbeltia Clínica Esbeltia

    Bajo el nombre de mastopexia en Málaga se esconde un tipo de cirugía estética con la que se consigue elevar y remodelar el pecho caído, con muy buenos resultados. La mastopexia o elevación de senos suele ser necesaria cuando a una mujer se le caen los senos.

    La caída o ptosis mamaria sucede, normalmente, después de haber tenido varios embarazos,  cuando la mujer gana o pierde peso en poco tiempo y en grandes cantidades (afectándole a la piel de los senos) o por cualquier otra circunstancia (como el paso del tiempo). Hay muchas formas de abordar una mastopexia, como expondremos a lo largo de todo nuestro artículo.

    Candidatas a la elevación de pecho

    Generalmente esta cirugía es muy demandada por mujeres que, estando sanas y equilibradas mentalmente, tienen grandes complejos porque sus senos está caídos (hay muchos grados de caídas de mamas). Se trata de féminas que después de varios embarazos o de la lactancia les ha quedado el pecho vacío y ha perdido firmeza.

    Con la cirugía de mastopexia en Málaga se consigue elevar el pecho caído.

    Con la cirugía de mastopexia en Málaga se consigue elevar el pecho caído.

    Los cirujanos aconsejan a las pacientes que se sometan a esta intervención después del último embarazo, pues si vuelven a tener un bebé tras la mastopexia en Málaga, corren el riesgo de que los resultados de la operación se estropeen y que el pecho se vuelva a caer tras el parto y la lactancia.

    Técnica de la mastopexia en Málaga

    A continuación expondremos el antes, durante y después de esta cirugía estética que no entra dentro de las prestaciones de la Seguridad Social. Antes de todo, la persona con este problema estético deberá acudir a un cirujano plástico acreditado, para que la examine y estime si necesita o someterse a esta operación.

    Preoperatorio

    En caso de que así sea, el cirujano iniciará la fase de preoperatorio, que servirá servirá para que la mujer pueda resolver todas sus dudas. En este proceso, el especialista evaluará el estado de los senos de la paciente y le solicitará una serie de pruebas entre las que se puede incluir un estudio mamográfico.

    La preparación para abordar la operación de mastopexia en Málaga es muy importante y el hecho de que la persona tenga un buen estado de salud será fundamental.

    Se puede optar por una mastopexia con o sin prótesis mamarias, según cada caso.

    Se puede optar por una mastopexia con o sin prótesis mamarias, según cada caso.

    Además de ello, deberá seguir todas las indicaciones sobre alimentos, medicamentos y suplementos que habrá de dejar antes de la intervención. Después el especialista explicará las distintas formas que hay de abordar la elevación de senos en Málaga (con prótesis, sin prótesis, reduciendo la areola, etc.); por su parte, la paciente deberá ser sincera con el cirujano y decirle qué resultados desea obtener con la intervención.

    Es importante tener unas expectativas realistas, pues hay veces que se persiguen ideales de perfección que no es posible alcanzar con la cirugía Plástica. En todos los casos, es preferible optar por la naturalidad antes que por un resultado exuberante. De cualquier forma, paciente y cirujano acordarán conjuntamente tanto el tamaño como la forma que se dará al pecho con la mastopexia.

    Además, también durante el preoperatorio de la mastopexia el especialista informará de todos los posibles riesgos de la intervención, así como del tipo de anestesia que se utilizará y del tiempo de hospitalización (en caso de ser necesario). La paciente además deberá decirle al cirujano si es o no fumadora (en caso de que fume, se aconseja dejar el tabaco antes de operarse), si toma alguna medicación o vitaminas, número de embarazos previos y si quiere volver a tener algún hijo o dar de mamar.

    El postoperatorio

    Después de la operación de mastopexia la paciente se sentirá cansada y molesta durante algunos días. No obstante, este malestar solo suele ser habitual las primeras 24 - 48 horas, y se podrá aliviar gracias a la medicación que prescriba el cirujano. Hay pacientes que sienten cierto dolor en las mamas durante unas dos semanas.

    Otra de las molestias propias del postoperatorio es la sensación de ardor en los pezones, algo que se percibe sobre todo las primeras semanas. Asimismo, la paciente puede experimentar una disminución de la sensibilidad en los pezones o, por el contrario, demasiada sensibilidad. Cualquiera de estas situaciones es temporal y se restablece con normalidad conforme pase el tiempo.

    Los puntos de sutura se quitan a los 7 o 14 días, aproximadamente; y el edema cede completamente a las tres o seis semanas. En cuanto al vendaje o apósito, este se suele retirar en unos días. Cuando sea retirado, habrá que utilizar un sujetador especial (similar a uno deportivo) y llevarlo el tiempo que indique el especialista. 

    Después de la intervención, la paciente debe seguir una serie de indicaciones para evitar complicaciones.

    Después de la intervención, la paciente debe seguir una serie de indicaciones para evitar complicaciones.

    Se podrá volver al trabajo pasados unos días de la mastopexia, siempre y cuando la actividad laboral no conlleve esfuerzo físico. Cualquier complicación se podrá evitar si la persona sigue las indicaciones de su cirujano, tales como:

    • No levantar objetos por encima de la cabeza durante las dos o tres semanas posteriores a la cirugía.
    • Evitar también durante cuatro semanas cualquier contacto físico excesivo
    • Cuidar las cicatrices, protegiéndolas del sol durante las seis semanas posteriores.
    • Por último, la paciente no deberá descuidar los controles mamográficos que deba realizarse según su edad.

    Tipos de mastopexia

    Dentro de los diferentes tipos de mamoplastia, la mastopexia o elevación de pecho es una de las cirugías estéticas más complicadas que hay, por lo que es muy importante ponerse en manos de un cirujano con experiencia.

    La operación debe llevarse a cabo en el quirófano de un hospital o clínica equipada adecuadamente, y suele ser necesario al menos un día de ingreso hospitalario. Aunque puede realizarse con anestesia local y sedación, la mayoría de los expertos recomiendan utilizar anestesia general. Al igual que hay muchos grados de caída de senos (también denominado ptosis mamaria), existen muchas formas de acometer esta cirugía, según de la gravedad del problema.

    Mastopexia simple

    La técnica más habitual es la mastopexia simple, que se centra en la elevación del pecho, sin más. En este caso la operación durará entre hora y media y casi cuatro horas. Se abordará en la parte de la mama en la que hay piel donde se quitará y colocará el pezón y areola en un lugar más elevado. Los puntos se colocarán alrededor de la areola en una línea vertical hacia abajo desde la areola y a lo largo del surco de debajo de la mama.

    Como veremos más adelante, puede que el cirujano estime necesario que junto a la elevación se requiera la colocación de prótesis para darle más volumen a la mama (que se pondrá debajo del tejido mamario o del músculo pectoral) . En esos casos en los que la mama es pequeña y poco caída se realizará la incisión alrededor de la areola. En otras ocasiones si la mama es pequeña y está poco caída la incisión se realiza en la parte de alrededor de la areola. 

    El tipo de mastopexia recomendará el cirujano dependerá, entre otras cosas, del tamaño natural del pecho de la mujer.

    El tipo de mastopexia recomendará el cirujano dependerá, entre otras cosas, del tamaño natural del pecho de la mujer.

    Injerto capilar 2
    Reserva tu consulta GRATUITA

    Clínica Esbeltia

    Málaga Barcelona Sevilla

    Fotos antes y después

    Opiniones de pacientes


    Otros tipos de elevación de pecho

    Además de la mastopexia simple o sin prótesis, se pueden señalar otras formas de llevar a cabo esta intervención utilizando implantes mamarios. La técnica empleada dependerá del problema que se necesite resolver:

    ♥ Senos pequeños

    Cuando la persona tiene tejido graso con poco volumen y mucha piel, la mastopexia se realiza acompañada de un aumento de pecho. Es el caso de mujeres de unos 30 años que han tenido varios embarazos y que, como consecuencia de ello, tienen el pecho atrofiado con un aspecto antiestético.

    Así, la operación irá combinada con la implantación de prótesis mamarias para aportarle volumen deseado a los senos, estos implantes se colocarán debajo de los músculos pectorales. Además de esto, durante la intervención el cirujano extirpará la piel sobrante elevando la mama. Gracias a este método, las pacientes recuperan el pecho que tenían antes del embarazo.

    ♥ Senos grandes

    Se refiere a cuando hay mucho volumen de tejido graso y el tamaño de los pezones y las areolas es grande. El exceso de peso de los senos hace que se caigan debido a la flacidez. En este caso, se acometerá la operación realizando una reducción de mamas.

    Se trataría de una operación en la que el pezón, la areola y el tejido mamario se remodelan para colocarlos en una nueva y mejor posición. Así se conseguiría elevarlos, al tiempo que adquieren un volumen más proporcional con respecto al cuerpo.

    ♥ Senos tubulares o mamas tuberosas

    Para un tipo de pechos con forma cilíndrica y pezones y areolas de tamaño variable, al igual que una distribución de volumen irregular en la mama, con descolgamiento, se acometería la mastopexia de la siguiente forma: En primer lugar, se recolocará el pecho en el centro del tórax y se aumentará su volumen con prótesis anatómicas (pues así se conseguiría distribuir el volumen en la mama).

    De este modo, soluciona tanto el problema de mala distribución del volumen, como la caída de los senos. En definitiva, cuánto mayor sea el grado de caída más compleja será la mastopexia que haya que realizar y mayores serán las cicatrices que deje (pues cuanto más piel sobre más habrá que quitar y más incisiones serán necesarias).

    La cicatriz resultante dependerá del tipo de cirugía y del procedimiento empleado.

    La cicatriz resultante dependerá del tipo de cirugía y del procedimiento empleado.

    De cualquier modo, es el cirujano el que determinará qué tipo de mastopexia realizará. También el que tendrá en cuenta si será necesaria la combinación de cualquier otra técnica (aumento o disminución de senos) para la corrección de este problema estético.

    Cicatrices tras la mastopexia

    Cada tipo de mastopexia deja un tipo de cicatriz, según el procedimiento utilizado y la cantidad de retoques estéticos que sean necesarios realizar. De esta forma, se pueden encontrar diferentes cicatrices tras la elevación de senos en Málaga. Fundamentalmente, serán:

    Cicatriz alrededor de la areola

    Es la que se produce cuando la mastopexia es leve y el cirujano la aborda realizando una incisión circular, alrededor de la areola, extrayendo la piel que quede entre ella y la incisión. A veces, además se toca parte de la areola para reducir su tamaño y darle un aspecto más juvenil.

    Una vez que se ha extirpado el tejido, se sutura la herida como si fuera una bolsa para levantar el seno. El resultado es un pequeña cicatriz que se centra en el pezón.

    Cicatriz debajo de la areola

    Es la que queda si el cirujano acomete una mastopexia moderada, mediante la realización de una incisión alrededor de la areola hacia la parte superior del surco mamaria. Así se consigue acceder a la glándula mamaria, subirla, darle el volumen deseado y solucionar el problema de la flacidez. De todo ello, quedará una cicatriz vertical que llegará hasta la areola desde la zona por encima del surco del seno.

    Cicatriz con forma de 'T' invertida o bajo el surco del pecho

    Esta es la que se hace cuando se requiere solucionar una mastopexia en Málaga con caída de senos muy importante. En ella, el cirujano realiza un corte alrededor de la areola y dos incisiones: una vertical y otra horizontal en el surco de la mama.

    Así se busca remodelar adecuadamente el seno dando resultados duraderos a la paciente. En este último caso, el resultado son grandes cicatrices aunque bajo el surco de la mama. En resumen, cuando mayor sea la caída de senos, mayores serán las cicatrices que la intervención dejará, puesto que el cirujano deberá quitar más cantidad de piel.

    ¿Cómo perpetuar los resultados de la mastopexia?

    Hay que considerar que después de una mastopexia la piel y el tejido conectivo de la mama siguen siendo los mismos, aunque se haya quitado su exceso y suturado en una posición mejor y más tensa. Por ello, su capacidad de sostén y adaptación a los cambios de volumen será muy baja. Y para que la paciente no vuelva a tener caída de senos deberá seguir una serie de pasos y recomendaciones:

    • Someterse a esta cirugía cuando esté totalmente segura de que no tendrá más embarazos (ya que una nueva gestación podría derivar en una nueva caída de senos). Y esto se agravará si la paciente, además, quiere dar de mamar con lo que la caída de senos sería mayor. 
      La mastopexia en Málaga es una técnica recomendada para las mujeres que han tenido hijos y han dado el pecho.

      La mastopexia en Málaga es una técnica recomendada para las mujeres que han tenido hijos y han dado el pecho.

    • Cuando la piel no tiene buena calidad de sujeción, la paciente deberá utilizar un sujetador especial, incluso de noche. Y también un sujetador deportivo cuando vaya a hacer ejercicio físico.
    • Elegirá ejercicios en los que no exista movimiento brusco de senos, y elegirá aquellos que proporcionen fuerza al músculo. De esta forma, será mejor que evite, por ejemplo, la equitación, y que practique otros como la natación. También hay técnicas, como presionar las manos en postura de oración, en parte alta y delante del pecho. Sobre el ejercicio físico hay que destacar que nunca se realizará sin sujetador (sobre todo, si se trata de correr o saltar).
    • La mama pequeña presentará menos caída que los senos más grandes y pesados. Por ello, cuando el cirujano utilice prótesis deberá elegir las que menos volumen y peso tengan para no sobrecargar la piel, laxa ya de por sí.
    • Para conseguir un resultado más duradero, el cirujano tendrá que resecar parte de la glándula mamaria, sobre todo, la parte inferior del pecho que suele ser la que desciende con mayor facilidad o emplear esta zona como autoprótesis para proyectar el polo superior.
    • Evitar los cambios de peso, sobre todo, de más de 5 kilos para que la piel de la mama no se estire demasiado.
    • Mantener la piel de la mama hidratada. Algunos tratamientos cosméticos están indicados para mejorar la textura y fuerza de la piel que sujeta el pecho, al tiempo que le dan un aspecto a la piel más sano (como algunas cremas con contenido en silicio).
    • Darse duchas de agua fría en los senos durante dos o tres minutos.
    • Utilizar sujetadores con efecto elevador (pero elegir los que no lleven almohadillas en caso de que se necesite tallas muy grandes pues con una buena sujeción es suficiente). Además se utilizarán sujetadores normales a diario para que la piel y musculatura no sufra en exceso el peso de los senos y la ptosis mamaria no se produzca (o tarde más en hacerlo).
    • Llevar una nutrición adecuada para no cambiar mucho de peso ya que esto afectaría a la flacidez y sujeción de la piel. De este modo, se evitará fumar y tomar alcohol en exceso y se optará por las frutas y verduras con alto contenido en fibra para mejorar la fuerza de la piel. En esta línea, hay que destacar que será bueno incluir una dieta rica también en proteínas para mejorar la formación de fibras musculares.
    • Descansar bien y el tiempo suficiente, bocarriba o de lado.

    Aunque todas estas medidas servirán para mantener un pecho bonito, hay que considerar que los tejidos que sostienen las mamas podrán seguir cediendo y que lo conseguido con la mastopexia podrá variar con los años, debido al envejecimiento natural de la piel.

    Aunque los resultados de la mastopexia en Málaga son muy duraderos, si pasado un tiempo la paciente considera necesario volver a someterse a una operación de elevación de senos, podrá consultar de nuevo con un especialista.

    En el caso de los hombres, la cirugía también se puede utilizar para mejorar el aspecto de las mamas.

    En el caso de los hombres, la cirugía también se puede utilizar para mejorar el aspecto de las mamas.

    La mastopexia en hombres, ¿se puede realizar?

    La mastopexia es una cirugía estética para levantar los senos caídos y mejorar el aspecto físico de las mamas, lo que se consigue eliminando el exceso de piel de la zona del pecho. Aunque las mujeres son las que más suelen someterse a esta intervención, también puede haber hombres que la necesiten tras perder una gran cantidad de grasa, o porque con el paso de los años y el envejecimiento de la piel, hace que sus senos estén caídos.

    No obstante, no suele hablarse de mastopexia en hombres, sino de ginecomastia. Y es que, los varones que se someten a este tipo de intervención suelen sufrir ginecomastia (un crecimiento anormal y excesivo de las glándulas mamarias, que asemeja su pecho al de una mujer).

    Pero no siempre un hombre con ginecomastia es buen candidato para someterse a una mastopexia, pues además de este factor debe reunir unas condiciones óptimas de salud, exigibles a cualquier paciente que se vaya a operar, además de tener ciertas características en la piel y areola.

    Cuando un hombre se somete a mastopexia tendrá también los mismos inconvenientes que las mujeres, esto es, cicatrices grandes o pequeñas, según el tipo de mastopexia que se realice (cuanto mayor sea la flacidez de la piel más larga será la cicatriz). Independientemente de las cicatrices que deje la cirugía, lo más importante será el resultado que se quiera conseguir.

    Hay hombres que tienen un problema de acumulación de grasa en las mamas, lo que les puede provocar complejos.

    Hay hombres que tienen un problema de acumulación de grasa en las mamas, lo que les puede provocar complejos.

    Asimismo, el varón que necesite una mastopexia también tendrá que pasar por un reconocimiento médico y un examen físico para que el cirujano pueda determinar dónde hará las incisiones (si alrededor de la areola, en la zona inferior del pecho, etc). La mastopexia en hombres puede ofrecer unos resultados muy buenos, siempre y cuando se realice con un cirujano plástico cualificado, acreditado y con experiencia en este tipo de técnicas.

    Conclusión

    En conclusión, la mastopexia en Málaga es una cirugía estética, indicada sobre todo para mujeres con caída de senos, que da muy buenos resultados. Aunque dejará como resultado cicatrices, el especialista intentará colocarlas en lugares en los que pasen desapercibidas con la ropa interior y de baño. Además estas cicatrices irán notándose menos con el tiempo.

    Los resultados de la elevación de pecho son muy duraderos, salvo que la mujer vuelva a quedarse embarazada, experimente un cambio de peso brusco o, también, como resultado del envejecimiento natural de la piel. En la mayor parte de los casos, las pacientes se sentirán muy satisfechas después de esta operación. Si la mastopexia se realiza con prótesis, el resultado será más completo y mejor.


    • Artículo escrito por:
    • Doctor Francisco Javier Ruiz Solanes
    • Licenciado en 1989 en Medicina y Cirugía por la Universidad de Málaga (UMA)
    • Colegiado 6.024 del Colegio de Médicos de Málaga
    • Director médico Clínica Esbeltia

    ¿Dónde es?

    Clínica Esbeltia

    Consulta y cirugía
    Avenida Manuel Agustín Heredia 28, 29001 Málaga

    Déjanos un comentario