Trasplante capilar con la técnica FUSS o de la tira

Publicado en Injerto capilar

El injerto de pelo es el mejor tratamiento contra la alopecia que existe hoy en día porque es efectivo y permanente. Hay métodos como la técnica Follicular Unit Transplantation o el trasplante capilar con la técnica FUSS o de la tira, que utiliza la cirugía poco invasiva y con anestesia local y consigue muy buenos resultados. Con este método, el paciente no requiere ser hospitalizado.

En un trasplante capilar con la técnica FUSS o de la tira únicamente se utiliza anestesia local.

En un trasplante capilar con la técnica FUSS o de la tira únicamente se utiliza anestesia local.

La técnica FUSS consigue cubrir zonas amplias de la cabeza que están sin cabello, logrando unos resultados muy naturales. La operación se hace con anestesia local, excepto en pacientes que tengan algo de ansiedad, a los que se les aplica sedación para que se relajen y no sufran molestia alguna.

¿En qué consiste la técnica FUSS?

Es un procedimiento que se basa en extraer una tira de cuero cabelludo de la zona occipital (parte de atrás de la cabeza) y de la zona lateral. Con esa tira se consigue extraer los folículos pilosos que serán injertados en la zona receptora. Lo habitual es que se injerten en la parte superior y frontal de la cabeza, aunque el injerto capilar puede realizarse a otras zonas.

Esta técnica es además la más empleada para realizar el injerto capilar en Málaga y en las demás ciudades de nuestro país. Y suele establecer la zona donante localizada en la línea situada entre la protuberancia occipital y el vértice superior de las orejas. Los folículos pilosos que están en el área donante occipital suelen tener una densidad que va de los 65 a 85 folículos por centímetro cuadrado.

La densidad de folículos pilosos afecta siempre al tamaño de la tira que hay que extraer.

Un trasplante capilar con la técnica FUSS o de la tira, ¿deja cicatrices?

Esta técnica, pese a ser muy buena, deja cicatrices pero no son visibles para el ojo humano. Pues al extraer los injertos siempre se realiza el ancho de extracción de la tira más fino para que no sobrepase el centímetro y asegurar una buena cicatriz en el área donante. De hecho, la tira es normalmente más larga que ancha para que no quede mucha cicatriz y sea poco visible logrando un mejor resultado final en la zona donante.

Esta cicatriz solo podrá verse si el paciente se rapa el pelo, por lo que esta es la única limitación el trasplante capilar con la técnica FUSS o de la tira. El paciente no podrá cortarse el pelo al cero y si lo hace en el futuro deberá decírselo al cirujano capilar elegido antes de someterse a esta intervención quirúrgica. Si esto es así, el cirujano le recomendará que se someta a la técnica FUE, ya que esta no conlleva ninguna ningún tipo de corte.

¿Cuánto dura la operación con esta técnica?

Las posibles cicatrices permanecerán ocultas una vez crezca en los pacientes el cabello injertado.

Las posibles cicatrices permanecerán ocultas una vez crezca en los pacientes el cabello injertado.

La duración del injerto capilar con esta cirugía vendrá determinada por el número total de microimplantes que se vayan a realizar y las unidades foliculares necesarias. En una intervención que requiera entre 2.000 y 3.000 injertos, la cirugía puede durar entre 8 y 10 horas en una única sesión. Son las denominadas sesiones capilares.

Con esta técnica se consigue cubrir amplias zonas de la cabeza que no tengan pelo con unos resultados muy buenos y naturales.

La persona que se decante por esta cirugía debe ser paciente pues es una intervención, que como hemos señalado, dura muchas horas debido al gran número de folículos pilosos que hay que implantar. Para llevar la espera mejor, la persona podrá escuchar música, ver televisión o películas durante la intervención. También puede leer un libro o dormir mientras se le somete al tratamiento. A veces, se le da al paciente, durante la intervención, un tiempo de descanso para que se relaje y estire las piernas y pies o pueda tomar algún tipo de alimento.

injerto_capilar
Injerto capilar 2
Reserva tu consulta GRATUITA

Clínica Esbeltia

Fotos antes y después

Opiniones de pacientes


Cuidados postoperatorios tras la aplicación de la técnica FUSS

Finalizado el injerto capilar con esta técnica se colocará, en algunos casos, un vendaje y en otros se dejará al paciente con el injerto al aire libre. En cualquier caso, el paciente deberá extremar las medidas y cuidados para no dañar los injertos. Siempre se recomienda que se vuelva a casa a descansar.

El paciente recibirá las indicaciones de su cirujano sobre cómo debe dormir y demás.

También le aconsejará que evite realizar movimientos bruscos o actividades físicas que conlleven sudor en la cabeza durante al menos 15 días. Esto significa que la persona operada deberá llevar durante un tiempo una vida tranquila y sin muchos esfuerzos aunque volverá al trabajo después de unos días de la intervención de trasplante capilar con la técnica FUSS o de la tira (suelen ser uno o dos días).

Pese a que no suelen darse complicaciones con esta técnica es normal que el paciente pueda presentar, tras la intervención, un edema frontal. Dicho edema disminuirá y desaparecerá con la medicación que prescriba el cirujano. En algunos casos, se le prescribirá antibióticos durante varios días y en otros solo durante el primer día. Algunas personas, tras la operación, precisan de analgésicos para sobrellevar el dolor y las molestias en la zona tratada, mientras que la mayoría no sienten ningún dolor y no toman nada.

Después del segundo día y hasta el sexto el paciente podrá lavarse la cabeza con un champú muy suave y de una forma tranquila pues no podrá ni frotar ni rascar la zona solo empleará la yema de los dedos. Posteriormente, se le quitarán los puntos o grapas de la zona donante (entre los siete y diez días) de donde se consiguió la tira. Una vez quitados los puntos el paciente podrá realizar su aseo personal como siempre.

Se deberán seguir ciertas recomendaciones después de un trasplante capilar con la técnica FUSS o de la tira.

Se deberán seguir ciertas recomendaciones después de un trasplante capilar con la técnica FUSS o de la tira.

La técnica FUSS no se aconseja realizarla a personas jóvenes cuya alopecia no esté estabilizada y en aquellos pacientes en los que sea muy difícil prever la pérdida de cabello futura. Pues en aquellos casos en los que sea difícil conocer con exactitud la cantidad de pelo que perderá la persona y en qué zona, habrá que esperar al momento adecuado para realizar el trasplante capilar en Turquía, Italia o España. Pues de hacerse el injerto puede que se coloquen menos folículos de los que va a requerir y podrán quedar zonas despobladas. Lo que requerirá de una segunda intervención para mejorar estos resultados. Por ello, se pondrá en marcha esta técnica solo cuando la alopecia esté estabilizada.

Aunque es mejor realizar el injerto capilar a partir de los 30 años, esto dependerá de cada persona. Pues hay pacientes que a esa edad tienen un grado VI de alopecia en la escala de Norwood, y en cambio otros solo padecen una ligera atrofia casi imperceptible y pelo de menor densidad. En pacientes con alopecias avanzadas puede que no halla ninguna zona donante en la cabeza con la densidad necesaria. De ahí, que no todos los hombres se puedan someter a un injerto capilar con esta Técnica de la Tira, pues deben tener zonas donantes con suficiente calidad y extensión para ser implantadas.

Pese a todo, el trasplante capilar con la técnica FUSS o de la tira tiene un alto grado de satisfacción entre los pacientes que se someten a él y goza de mucha popularidad por su eficacia para combatir la alopecia.

Gracias a los avances técnicos y quirúrgicos, casi todas las personas que lo necesiten pueden realizarse esta intervención.

De hecho, hay países como Turquía donde se realizan operaciones de hasta 5.600 unidades foliculares a buenos precios (2.090€) debido a que cuenta con muchos especialistas cirujanos capilares con equipos muy profesionales. Esto ha dado lugar a que muchas personas elijan Turquía para hacerse un injerto capilar.

Medicamentos que no se deben tomar durante el tratamiento

Hay una serie de medicamentos que pueden perjudicar el tratamiento con FUSS. Dentro de estos se encuentran los anticoagulantes pues complican mucho la aplicación de la técnica. Normalmente, el cirujano aconseja a los pacientes que tomen anticoagulantes que dejen esta medicación hasta que estén totalmente recuperados o que la sustituyan por otros medicamentos similares.

El pelo donante debe ser grueso y denso

El cabello del paciente ha de cumplir varios requisitos para que pueda ser implantado en la zona receptora.

El cabello del paciente ha de cumplir varios requisitos para que pueda ser implantado en la zona receptora.

La técnica FUSS requiere que el cabello de la zona donante sea grueso y tenga densidad para que el injerto quede con un buen resultado estético final. Utilizar un cabello grueso en el área donante facilita que se consiga una sensación de mayor densidad de pelo en la zona receptora y que se obtenga mejores resultados que con un cabello fino y delgado. También es importante esta densidad de pelo del área donante para establecer el número de folículos disponibles para implantar en la zona receptora pues cuanto más densos sean mejores resultados se conseguirán.

El cirujano capilar, antes de decantarse por esta técnica u otra, deberá analizar el tipo de pelo del paciente, su densidad, calibre y color así como la extensión de la zona receptora que carece de cabello.

Destacar que el cabello trasplantado no se caerá, pues se consigue de las zonas occipital y lateral que están programadas genéticamente de forma natural para mantenerse y crecer de por vida con independencia de donde se injerte dicho cabello. Por ello, las unidades foliculares injertadas en otra zona quedarán allí para siempre.

Entre las zonas con mejores resultados para realizar el trasplante capilar con la técnica FUSS o de la tira está la zona frontal del cuero cabelludo, por su visibilidad tanto en hombres como en mujeres. Por el contrario, la zona de la coronilla es más comprometida, ya que si sigue aumentando la zona despoblada allí, el resultado final puede quedar muy artificial si después quedase el pelo injertado en el centro de la coronilla y aparecieran calvas alrededor de esta zona.


  • Artículo escrito por:
  • Doctor Francisco Javier Ruiz Solanes
  • Licenciado en 1989 en Medicina y Cirugía por la Universidad de Málaga (UMA)
  • Colegiado 6.024 del Colegio de Médicos de Málaga
  • Director médico Clínica Esbeltia

Déjanos un comentario