¿Es posible el trasplante de pelo de otra persona?

Publicado en Injerto capilar

Múltiples son las alternativas que les facilita la cirugía capilar a aquellas personas afectadas por la alopecia y que, además, se plantean pasar por quirófano para solucionar este problema estético de forma definitiva. Sin embargo, la posibilidad de hacer un trasplante de pelo de otra persona no es posible hoy en día. El avance científico, en este aspecto, no contempla el alotrasplante u homotrasplante, es decir, el trasplante entre seres de la misma especie.

No ocurre lo mismo cuando nos referimos a trasplante de órganos, por ejemplo, ya que el organismo funciona de forma diferente en ambos casos. Es por ello por lo que, para ejecutar un tratamiento estético capilar se requiere que la figura de donante y receptor se concentre en la misma persona. De modo que, se descarta el trasplante de pelo de otra persona.

Se trata, más que nada, de un mecanismo puesto en marcha para evitar la posibilidad de rechazos o aparición de enfermedades a largo plazo. Además, para asegurarse aún más algunos especialistas prescriben inmunosupresores al paciente durante algún tiempo.

Muchas personas se preguntan si es posible realizar un trasplante de pelo de otra persona.

Muchas personas se preguntan si es posible realizar un trasplante de pelo de otra persona.

¿Es posible el trasplante de pelo entre familiares directos?

El carácter estético de los injertos capilares incide en la falta de necesidad de acudir a donaciones de cabello procedentes de otra persona. Es decir, hacerle frente a la alopecia no es un hecho de vida o muerte, no afecta a la salud del paciente más allá del aspecto estético.

En este sentido, lo más habitual es que se empleen las zonas donantes del propio paciente para llevar a cabo la cirugía capilar. Además, no cabe la posibilidad de recurrir al trasplante de pelo de otra persona, aunque sea familiar de línea directa, ya que se multiplican los riesgos de rechazo. Incluso en el caso de que el paciente tenga pocas zonas donantes en el cuero cabelludo, lo recomendable sigue siendo el injerto capilar desde otras partes del cuerpo de la propia persona.

Localización del área donante

Ya que hemos delimitado en el propio paciente la donación de pelo y ha quedado claro que no se puede hacer un trasplante de pelo de otra persona, solo resta localizar el área adecuada en el cuero cabelludo del propio paciente para extraer las unidades foliculares necesarias para el implante capilar. Es más interesa explicar qué proceso siguen los profesionales al cargo para obtener los injertos de pelo. 

No es conveniente hacer un trasplante de pelo de otra persona, porque las posibilidades de rechazo y fracaso son altas.

No es conveniente hacer un trasplante de pelo de otra persona, porque las posibilidades de rechazo y fracaso son altas.

Una de las zonas donantes que se erigen con mayor potencialidad y óptima salud es la ubicada en el área posterior de la cabeza, es decir, en la nuca. Hasta cierto punto puede ser irrelevante la cantidad de pelo o el nivel de alopecia que el paciente disponga en las entradas del cuero cabelludo ya que, pese a esto, en el área de la nuca se suelen conservar folículos pilosos perfectamente aptos para ser trasplantados. Incluso, aunque la zona de la coronilla del paciente se vea especialmente afectada por la calvicie, tampoco llegaría a suponer problema alguno para frenar la alopecia de forma definitiva.

Si bien ni entradas ni coronilla son contraindicaciones, es precisamente tanto en los laterales como en la zona posterior de la cabeza el lugar adecuado al que acudirá el cirujano. Y es que, el cabello ubicado en estas zonas no están afectados por la hormona responsable de la alopecia, es decir, por el DHT. Hallamos de esta forma zonas perfectas para llevar a cabo injertos de cabello con éxito asegurado. Así, las unidades foliculares extraídas se trasplantará hacia aquellas zonas afectadas por la alopecia para continuar con su ciclo de crecimiento normal. El paciente no volverá a sufrir de calvicie.

Hay pacientes que no disponen de suficientes folículos sanos en la cabeza para ser trasplantados, en estos casos, antes que optar por un donante ajeno, se prefiere usar pelo de otras zonas del cuerpo.

Otra alternativa a tener en cuenta es la posibilidad de trasplantar al cuero cabelludo pelo de otras zonas del cuerpo, pero siempre del mismo paciente. Eso sí, antes de optar por esta otra opción hay que tener en cuenta que es posible que el vello corporal no tenga las mismas características que el cabello, lo que podría incidir en un resultado antinatural y, por lo tanto, antiestético. En este sentido, se suele recomendar utilizar la barba como zona donante, pues es la que suele guardar más puntos en común con el pelo de la cabeza.

Procedimiento del trasplante de pelo

Antes que un injerto capilar con cabello de otra persona, se optaría por trasplantar pelo corporal del paciente.

Antes que un injerto capilar con cabello de otra persona, se optaría por trasplantar pelo corporal del paciente.

Una vez descartado el trasplante de pelo de otra persona, y lo localizada el área donante en el propio paciente, el cirujano procederá a la extracción de las unidades foliculares necesarias para implantarlas en aquellas zonas especialmente afectadas por la calvicie. Instrumental quirúrgico de alta precisión será el que facilite al equipo de médicos el trasplante de estos folículos pilosos. En concreto, se denomina injerto capilar al conjunto compuesto por cabello extraído, folículo piloso y tejido circundante.

Asimismo, cada una de estas unidades foliculares o injertos capilares están compuestas por uno o varios cabellos. Al ser trasplantado junto al conjunto de piel y tejido que lo rodea se incrementan las posibilidades de éxito. Se convierte en realidad, exitosa realidad, la de trasplantar pelo de una zona a otra del cuero cabelludo del paciente para ponerle fin a la calvicie.

En relación a los métodos que los cirujanos ponen en marcha para llevar a cabo este tipo de intervenciones quirúrgicas a nivel capilar, cabe destacar que los avances tecnológicos nos dejan dos técnicas bastante exitosas y eficaces. Antes de conocerlas es preciso señalar que no existen dos cabezas foliculares iguales lo que convierte al procedimiento quirúrgico del trasplante de pelo en una minuciosa cirugía de carácter estético.

Cuando se ha localizado la zona donante y se han extraído las unidades foliculares necesarias, el cirujano procede a implantarlas una a una en el área despoblada de la cabeza.

Enfocadas precisamente al favorecimiento de esta minuciosidad, encontramos dos técnicas: la FUE y la FUSS. Ambas requieren de la experiencia, capacitación y formación de los cirujanos para poder ejecutarlas, es decir, para resolver un buen trasplante de cabello. En este sentido, resaltamos, aún más, la necesidad de ponerse en manos de un cirujano experto ya que de la precisión de su técnica dependerá la naturalidad que exhiba el resultado del trasplante capilar en Málaga. Es decir, al tratarse de unidades microscópicas la precisión será imprescindible para garantizar la naturalidad en el aspecto estético del cabello del paciente.

El injerto capilar se hace con pelo de la misma persona, porque así se garantiza el éxito y naturalidad del resultado.

El injerto capilar se hace con pelo de la misma persona, porque así se garantiza el éxito y naturalidad del resultado.

Por último, cabe señalar que si por cualquier limitación el paciente no fuese un buen candidato para el injerto capilar, teniendo en cuenta que no se puede realizar un trasplante de pelo de otra persona, existen otros tratamientos contra la caída del cabello que se están extendiendo con resultados muy buenos en los últimos tiempos. Entre ellos, los más innovadores son el plasma rico en plaquetas (PRP capilar), la bioestimulación capilar o el láser capilar. Además de algunos medicamentos que sirven para prevenir o frenar la pérdida del pelo.

Déjanos un comentario