Bioestimulación capilar para evitar la caída del pelo

Publicado en Injerto capilar

El envejecimiento de las personas no sólo afecta a la piel sino que también el cabello se ve afectado por el transcurrir de los años. El cabello con el tiempo pierde grosor, brillo e incluso tonalidad y aparecen las canas al tiempo que el pelo se debilita y se cae. La Ciencia al servicio de la estética conoce esto y por ello ha creado un tratamiento denominado: 'Bioestimulación capilar para evitar la caída del pelo', que como su nombre indica tiene como objetivo detener la pérdida de cabello y hacer que crezca otro nuevo.

Este tratamiento está indicado para personas a las que se le cae el pelo, principalmente, por un factor genético (que suelen ser en la mayor parte de los casos). Se trata de pacientes que al llegar a los 30 años sufren de alopecia.

La bioestimulación capilar es un innovador tratamiento que logra frenar la caída del cabello y estimular su crecimiento.

La bioestimulación capilar es un innovador tratamiento que logra frenar la caída del cabello y estimular su crecimiento.

La bioestimulación capilar, un tratamiento innovador para el cabello

La bioestimulación capilar es un método innovador con el que se consigue mantener un pelo sano y bonito evitando la pérdida de cabello. Este tratamiento se realiza en centros médicos como forma de atacar los problemas de calvicie.

Este tratamiento consiste en aplicar sobre el cuero cabelludo inyecciones de plasma rico en plaquetas para reparar los tejidos y estimular la formación de colágeno.

En general, se trata de aplicar sobre el cuero cabelludo unas pequeñas inyecciones de plasma rico en plaquetas para estimular el crecimiento de cabello gracias a tres factores: reparación del tejido del cuero cabelludo que tenga algún daño, evitar y frenar la caída del cabello y con la estimulación y crecimiento de nuevos vasos sanguíneos, colágenos y células. Este plasma rico en plaquetas se obtiene de la sangre del propio paciente.

¿Quién puede someterse a la bioestimulación capilar?

Los candidatos más idóneos para someterse a este tratamiento capilar son personas que estén perdiendo de forma paulatina el cabello y que aún mantengan las raíces del mismo para que pueda realizarse una revitalización capilar. De esta forma cuanto antes se ponga en práctica esta técnica, mejores resultados se obtendrán.

A este tratamiento pueden someterse las personas que estén perdiendo cabello, pero que aún mantengan la raíz del mismo.

A este tratamiento pueden someterse las personas que estén perdiendo cabello, pero que aún mantengan la raíz del mismo.

Así se podrá prevenir la caída del cabello y fortalecer aquellos pelos cuyos folículos estén muy débiles pudiendo volver a crecer con más fuerza. Por todo ello, la bioestimulación capilar es una técnica adecuada para personas que sufren caída de pelo y para quienes quieren mantener su pelo fuerte y sano así para aquellas personas con problemas de densidad capilar.

¿Cómo se realiza la bioestimulación capilar?

Esta técnica se realiza por un médico en un centro adecuado para ello. La persona interesada en someterse a bioestimulación capilar irá a consulta con un especialista que analice el motivo de su pérdida de pelo, la fortaleza del cabello que tiene así como su densidad. Después pondrá el tratamiento más idóneo para mejorar su situación y los pasos que se darán a partir de ese momento para conseguir el objetivo de recuperar pelo.

Normalmente, el paciente debe someterse a varias sesiones al mes. Y los resultados suelen ser visibles con el primer tratamiento y pasados unos 15 días desde su aplicación. El tiempo empleado para ello será de 10 minutos, tiempo en el que se inyecta con una aguja minúscula la ampolla polirevitalizante en el cuero cabelludo. Las zonas que se tratan son las que no tienen pelo, es decir, los lugares en los que hay calvicie y no duele nada.

Si se quiere conseguir un resultado más completo se deberá combinar esta técnica de bioestimulación capilar con el láser capilar.

¿Cómo queda el cabello después de la bioestimulación capilar?

Tras la bioestimulación capilar el pelo crece y lo hace de forma más fuerte y sana. Por ello, los resultados del tratamiento de bioestimulación capilar son realmente excelentes. De hecho, y sólo en casos muy raros no se consigue el resultado deseado pues hay pacientes en los que la técnica empleada suele tardar más por los siguientes motivos: tienen una alimentación muy baja en nutrientes, padecen muy estrés y están expuestos a mucha contaminación.

La bioestimulación capilar para evitar la caída del pelo es uno de los métodos más demandados en la actualidad.

La bioestimulación capilar para evitar la caída del pelo es uno de los métodos más demandados en la actualidad.

Por ello, no basta con someterse a la bioestimulación capilar para evitar la caída del pelo, también los pacientes deben mantener una serie de normas para evitar la caída del cabello como: llevar una dieta sana y equilibrada en la que primen las verduras, frutos secos y todos aquellos alimentos con alto contenido en aminoácidos, minerales y antioxidantes, que son necesarios para el cuidado del cabello. De otra parte, se debe evitar, en la medida de lo posible, el estrés o la exposición en lugares muy contaminados.

También para que la bioestimulación capilar dé los resultados deseados habrá que cuidar mucho tanto el pelo como el cuero cabelludo. En este sentido, será fundamental hacer lo siguiente:

  • No usar mucha cantidad de gel. Pues esto hace que se taponen los folículos y que el cuero cabelludo no respire y el cabello crezca más débil y frágil.
  • No utilizar el secador y productos que dejen el cabello liso. Pues ambas cosas hacen que se reseque demasiado el cabello y se pierda.
  • No utilizar tintes y colorantes, ya que deterioran la salud del cabello.
  • No fumar ya que el tabaco disminuye la oxigenación del cabello ni utilizar otras sustancias tóxicas similares a este.

Otros tratamientos

Por supuesto que existen medicamentos y también otros tratamientos además de bioestimulación capilar para prevenir la pérdida de cabello. Hemos señalado la bioestimulación capilar como una técnica indicada para personas con pérdida leve o moderada de cabello.

El plasma rico en plaquetas, las células madre o la cirugía de injerto capilar son otros tratamientos recomendados para prevenir la pérdida del cabello para recuperarlo.

Pero para casos más avanzados de alopecia existen otras técnicas que funcionan muy bien. Entre las cuales se encuentra el injerto capilar. En este caso, se trata de una técnica quirúrgica que se puede utilizar de forma única o junto al trasplante capilar.

Injerto capilar

Como la alopecia no se puede curar se han inventado técnicas que incluyen la cirugía para injertar cabello en zonas afectadas gravemente por la alopecia y cuyo resultados son permanentes. El injerto capilar es una técnica que evita la caída de pelo en personas con alopecia androgénica (que son el 90%), aunque no acaban con la enfermedad pues ésta seguirá presente durante toda su vida.

El injerto capilar es en la actualidad la única solución permanente para la alopecia.

El injerto capilar es en la actualidad la única solución permanente para la alopecia.

Existen muchas y variadas técnicas para evitar la caída del cabello. Entre ellas se encuentra la FUSS o técnica de la tira que se basa en sacar cabellos de la zona donante gracias a una fina banda de piel de unos 20 cm de longitud y un centímetro de ancho, para instaurarla de nuevo en zonas con calvicies.

Otra técnica es la FUE que consiste en, con anestesia local, la extracción de unidades foliculares para conseguir mantener los folículos uno a uno de forma individual, mediante un instrumento quirúrgico de unos 0,8 milímetros de diámetro y que puede emplearse de manera automática o manual.

Cuando se consiguen estas unidades foliculares se trasladan a zonas calvas del cuero cabelludo, injertando uno a uno los folículos pilosos para que el pelo crezca desde la raíz de manera natural.

Así se cicatriza la herida de forma más rápida porque no se emplea ni bisturí ni hay suturas. El paciente se recupera de manera inmediata a las 24 horas del implante y se puede reincorporar a su trabajo y hacer vida normal durante unos siete días tras la intervención, excepto si esto implica la realización de mucho esfuerzo y sudor abundante. En ese caso, puede que tenga que esperar un poco más.

Hay que hacer especial hincapié en el hecho de que esta técnica hace posible que el cabello injertado siga creciendo durante toda la vida, pues son pelos que viene de zonas de la cabeza genéticamente preparadas para ello. Aunque hay limitaciones, por ejemplo, esto no asegura que pueda perder pelo tras el trasplante capilar debido al envejecimiento natural, por eso es importante elegir el momento ideal para el injerto de pelo.

Láser para tratar la caída del cabello

Junto con la bioestimulación capilar para evitar la caída del pelo se utiliza actualmente el láser capilar, también para tratar la calvicie. Pues es una de las técnicas más avanzadas que existen en la actualidad junto al uso de células madre para la alopecia o el plasma rico en plaquetas.

Entre las ventajas de utilizar láser está el hecho de que es una técnica indolora cuya recuperación es rápida y sencilla. El paciente no suele tener ni siquiera molestias y se reincorpora de inmediato a su vida habitual al no sufrir corte ni sutura alguna en la cabeza.

Es hoy por hoy uno de los métodos mejores del mercado para luchar contra la alopecia. Lo emplean tanto hombres como mujeres y se puede combinar con el microinjerto para afianzar los resultados.

Otro tratamiento muy demandado para fortalecer el cabello y estimular su crecimiento, es el láser capilar.

Otro tratamiento muy demandado para fortalecer el cabello y estimular su crecimiento, es el láser capilar.

El láser capilar no tiene efectos secundarios y es muy empleado para eliminar cualquier obstrucción alrededor del bulbo piloso. También cuenta con la ventaja de tener un efecto antiinflamatorio que contribuye a la recuperación de los daños en el cuero cabelludo. Por otra parte, sirve para activar la cicatrización y reducir la cantidad de cabellos terminales por lo que el resto de cabellos cogen más fuerza.

Plasma rico en plaquetas (PRP) para recuperar cabello

El plasma rico en plaquetas (PRP) es otro de los avances de la ciencia que se aplican para evitar la caída del cabello. Cada vez es más elegido por los pacientes con problemas de alopecia. Puesto que hay estudios de investigación que avalan esta técnica para tratar tanto la alopecia androgenética como la caída de pelo resultante de la alopecia areata (patología que se caracteriza por la presencia de parches redondos sin pelo y que puede dar lugar a calvicie total).

Los estudiosos en la materia afirman que si se trata a un paciente con plasma rico en plaquetas antes de realizarle un injerto capilar el crecimiento del pelo será mayor así como la densidad del mismo.

Las células madre, cada vez más aplicadas en distintos ámbitos de la Medicina, también resultan de gran utilidad para regenerar las células capilares.

Células madre contra la caída del cabello

Como la bioestimulación capilar para evitar la caída del pelo, las células madre son utilizadas también contra la alopecia. En realidad, las células madre se emplean en muchos campos de la sanidad debido a la gran utilidad que tienen.

Son células que están presentes en nuestro organismo y que pueden cumplir las funciones de cualquier célula del cuerpo, por lo que sirven para regenerar órganos y tejidos.

Por ello, también son empleadas contra la caída del cabello ya que estimulan el crecimiento del pelo en zonas con calvicie y en lugares en los que las células capilares han muerto.

Déjanos un comentario