Láser capilar para evitar la alopecia

Publicado en Injerto capilar

Actualmente, el láser capilar para evitar la alopecia se perfila como uno de los tratamientos más utilizados en esta lucha. Sus múltiples ventajas lo convierten en una opción segura y ha revolucionado el sector de las técnicas para prevenir y evitar la caída del cabello.

Cada vez son más los pacientes que deciden someterse a un injerto capilar para solucionar sus problemas de calvicie.

Cada vez son más los pacientes que deciden someterse a un injerto capilar para solucionar sus problemas de calvicie.

Gracias al láser capilar no solo se para la caída del cabello, sino que además se previene y se mejora su aspecto haciendo que crezca más fuerte y sano. El tratamiento con láser capilar no conlleva riesgo alguno para el paciente y además es sencillo e indoloro.

El láser capilar se aplica directamente sobre el cuero cabelludo para ayudar a la entrada de nutrientes y oxígeno a la raíz del pelo y a los folículos pilosos. De esta forma, se ayuda a eliminar las toxinas que atacan a este folículo haciendo posible que el cabello salga más fuerte y con mejor aspecto.

Con el láser capilar no solo se combate la calvicie sino que se ayuda a estimular los folículos. Es un tratamiento eficaz para dar volumen al cabello y arreglar el pelo deteriorado. Así se logra que una persona con alopecia leve no llegue a tener calvas localizadas y su cabello sea más grueso y menos debilitado.

Procedimiento con láser capilar para evitar la alopecia

Es un procedimiento muy actual para luchar contra la alopecia y se emplea junto a otros tratamientos innovadores como las células madre para la calvicie, la bioestimulación capilar o el plasma rico en plaquetas. Esta técnica, como apuntamos antes, no duele nada y la recuperación no conlleva ni molestias. Esto es así por la ausencia de intervención quirúrgica ya que el láser para evitar la caída del cabello es una técnica ambulatorio que no conlleva ningún tipo de corte en la cabeza.

De esta forma, el láser capilar se convierte en una de las técnicas mejores contra la alopecia que cuenta, cada vez más, con un mayor número de adeptos y seguidores. Hay que decir que pese a que el trasplante capilar en Turquía y en el resto de países es el tratamiento actual más demandado, el láser capilar es cada vez más utilizado por personas de ambos sexos para combinarlo con el microinjerto y conseguir unos resultados mejores y más duraderos.

El láser capilar para evitar la alopecia cuenta con la ventaja de ser un procedimiento exento de efectos secundarios y que es de gran utilidad para acabar con cualquier obstrucción alrededor del bulbo piloso.

Al tener un efecto antiinflamatorio, el láser capilar hace posible la recuperación de los daños en el cuero cabelludo.

Por otra parte, sirve para activar la cicatrización y reducir la cantidad de cabellos terminales por lo que los restantes cogen mayor fuerza.

Hay que señalar que el pelo no crece todo al mismo tiempo, sino que lo hace de forma independiente. Esto es así para que las personas tengamos siempre cabello porque de otro modo estaríamos totalmente calvos durante una temporada y tendríamos pelo durante otra. De ahí, que cada folículo piloso y su cabello tengan su propio ciclo de vida con tres fases:  anágena, catágena y telógena. Cada una de ellas consiste en lo siguiente:

  • Anágena. Es cuando crece el pelo. Incluye el momento en el que el bulbo piloso se regenera y el pelo empieza a crecer a un centímetro al mes. Esta fase dura entre 1 y 4 años, dependiendo de la persona.
  • Catágena. Es la fase en la que el folículo piloso deja de producir fibra capilar lo que hace que el pelo deje de crecer. Es el momento en el que el cabello continúa unido al cuero cabelludo y supone una fase de transición.
  • Telógena. Supone la fase en la que cae de manera progresiva el cabello. El folículo queda libre y el ciclo de vida de pelo se vuelve a iniciar.
Con el láser capilar se obtienen múltiples ventajas al ser mínimamente invasivo para nuestro organismo.

Con el láser capilar se obtienen múltiples ventajas al ser mínimamente invasivo para nuestro organismo.

El cabello se encontrará en fase de crecimiento mientras el resto es expulsado cuando la persona no tenga ningún motivo o problema para que sea así (como factor hereditario, estrés, enfermedad, mala alimentación o toma de ciertos medicamentos). En estos casos, el láser capilar para evitar la alopecia ayudará a reactivar los folículos pilosos estériles en las fases catágena y telógena para que vuelva a haber pelo.

Esto significa que el nuevo cabello reemplazará al que está pasando por estas dos últimas etapas del ciclo de crecimiento. Por eso, al principio y después de aplicar láser capilar la persona puede que experimente una caída del cabello. Esto no debe suponer ninguna preocupación ya que lo que se pierda volverá a ser regenerado con cabello fuerte y grueso.

Resultados con láser capilar

El láser capilar da unos resultados muy buenos en el 90% de los casos tratados, pues evita la caída del cabello. Los resultados suelen verse pasadas unos semanas de su aplicación y se muestran en forma de cabello más grueso y brillante.

Durante el tratamiento es normal que se caiga cabello, pues es una señal de que el tratamiento está haciendo el efecto deseado y que los cabellos en las fases de transición y expulsión están siendo estimulados bien y reemplazados por otros. De ahí, que un aumento de la caída del pelo durante las primeras semanas de utilización del láser capilar suponga que el procedimiento funciona bien.

Cuando hayan pasado unas cinco semanas el cabello estará más fuerte y brillante y el paciente notará que se le cae menos y le pica menos el cuero cabelludo al tiempo que notará que el pelo le empieza a crecer.

Alrededor de la décima semana, casi todos los pacientes notan un incremento en la densidad del pelo.

Es entonces cuando se notan más los beneficios del láser capilar: menos caída y ritmo de crecimiento más rápido, pelo más fuerte y sano con más brillo.

Una vez iniciado el tratamiento con láser capilar no se deberá interrumpir, pues, si se para, el cabello seguirá cayendo y se acentuarán los signos de alopecia en menos de un año.

¿Cuáles son sus beneficios?

Unos buenos resultados de la aplicación de láser capilar para evitar la alopecia dependerán en parte de las características de cada cabello, esto es, el tipo de cabello y el grado de calvicie, sobre todo. Generalmente es una técnica indolora cuya recuperación es más rápida que la que emplea cirugía pues el láser permite que se realicen cortes más limpios y precisos. Por esta razón cuenta con beneficios como una mejor cicatrización y ausencia prácticamente de marcas. Al contrario que lo que sucede con los injertos de cabello convencional, con el láser capilar se evita la caída del pelo, las cicatrices casi no aparecen por lo que se pueden hacer sucesivos trasplantes sin tener que esperar mucho tiempo entre una y otra intervención.

Por tanto, nombraremos ahora los beneficios de esta innovadora técnica:

  • Minimiza la pérdida de pelo en un porcentaje muy alto (87%).
  • Ayuda a que crezca nuevo cabello más grueso y fuerte (pues el 90 % de los pacientes notan esto).
  • Incrementa el volumen del cabello que nace.
  • Es un tratamiento fácil y rápido de realizar.
  • No tiene efectos secundarios al no ser invasivo.
  • Es una técnica muy efectiva y probada.
  • Incrementa la circulación sanguínea en la zona del cuero cabelludo tras un único tratamiento.
  • Aumenta la densidad de la masa capilar bastante.
  • Es utilizado por personas de ambos sexo y da la posibilidad de combatir la alopecia en mujeres, cuyo tratamiento es más difícil que en hombres.
  • Supone una magnífica técnica complementaria al microinjerto capilar convencional y se puede utilizar después de realizar implantes quirúrgicos para mejorar su resultado final.
Los procedimientos de implante capilar se encuentran en constante evolución, lo que beneficia enormemente a quienes se someten a ellos.

Los procedimientos de implante capilar se encuentran en constante evolución, lo que beneficia enormemente a quienes se someten a ellos.

¿Qué riesgos supone para el paciente el uso del láser capilar?

El láser capilar prácticamente no tiene efectos secundarios y sus riesgos son mínimos, como hemos apuntado a lo largo de este artículo. Pero hay que conocer ciertos aspectos de esta técnica para evitar posibles complicaciones. Entre estos aspectos hay que señalar la importancia de que la técnica la aplique un cirujano capilar para asegurar la consecución de unos resultados óptimos. Por ello, un mayor uso del láser capilar para evitar la alopecia o una exposición excesiva al mismo no significa que se conseguirán mejores resultados. Por este motivo hay que intentar evitar una sobredosis al láser pues las células podrían acostumbrarse a la luz con lo que la eficacia del tratamiento disminuiría bastante.

De otra parte, el especialista deberá acercar la unidad láser lo más que pueda al cuero cabelludo sin dejar que la luz brille e ilumine todo el cabello. Pues se ha comprobado que la luz láser pierde fuerza cuanto más lejos está del foco irradiador, al recibir las células menos energía. Concretamente hay estudios que han medido esa pérdida de eficacia, señalando que puede llegar a ser de un 45%, colocando el cepillo del láser a un centímetro más lejos de lo debido de la zona a tratar. Lo suyo sería que esté justo encima de la zona a tratar, esto es, sobre el cuero cabelludo y no en el pelo pues el cabello hace de pantalla y protege al cuero cabelludo de la luz proyectada.

El injerto de pelo con cirugía

Las personas que de repente pierden mucho pelo puede ser debido a muchas causas, entre las que está la genética que produce una alopecia androgénica.

Esto es así en 9 de cada 10 personas que sufre calvicie. A esto hay que unir el hecho de que dicha calvicie no puede tratarse con ningún medicamento que acabe con el problema de manera definitiva al ser de origen genético. Pese a ello, el injerto capilar en Málaga o en las demás ciudades españolas y del mundo sí supone una terapia con buenos resultados para estos casos, ya que frena la caída de pelo en personas con este tipo de alopecia. Pero estos pacientes deben saber que a largo plazo la pérdida de pelo continuará pues el tratamiento no ataca el problema de raíz (ya que es genético como hemos apuntado).

Hay técnicas distintas para luchar contra la pérdida de cabello, como la técnica FUSS o técnica de la tira.

Es el tratamiento más tradicional que se basa en sacar los cabellos de la zona donante ayudándose de una fina banda de piel, de unos 20 cm de longitud y un centímetro de ancho, para colocarlos después en las partes sin cabellos. Todo ello bajo anestesia local. Esta técnica tiene pocos riesgos, aunque hay que destacar que el proceso necesita la sutura de las zonas dañadas, lo que hace que la recuperación tarde un poco más que con otros tratamientos capilares (como el que hemos visto hasta ahora de láser capilar). Concretamente, los puntos se quitarán a los 12 días y quedará una pequeña cicatriz casi invisible si el pelo que la rodea es de una longitud mínima de cinco milímetros.

Otra técnica es la FUE que consiste en la extracción de unidades foliculares, permitiendo obtener los folículos de forma individual mediante el uso de un instrumental quirúrgico denominado “sacabocados “ y que se usa tanto de forma manual como mecánica. Cuando se extraen estas unidades, se tratan y colocan en las zonas con alopecia del cuero cabelludo, injertando uno a uno los folículos pilosos para que el cabello crezca de raíz de manera natural.

Además del láser capilar para evitar la alopecia, existen otras muchas técnicas destinadas a ponerle remedio.

Además del láser capilar para evitar la alopecia, existen otras muchas técnicas destinadas a ponerle remedio.

Como sucede con el láser capilar para evitar la alopecia, esta técnica FUE es más avanzada que la otra y consigue que el proceso de cicatrización dure menos, al no utilizarse bisturí ni haber suturas. Así, el paciente vuelve a la normalidad 24 horas después del implante. Y puede reincorporarse a su trabajo y hacer vida normal pasados siete días de la intervención, a no ser que su actividad laboral implique la realización de un gran esfuerzo físico que le produzca mucho sudor.


  • Artículo escrito por:
  • Doctor Francisco Javier Ruiz Solanes
  • Licenciado en 1989 en Medicina y Cirugía por la Universidad de Málaga (UMA)
  • Colegiado 6.024 del Colegio de Médicos de Málaga
  • Director médico Clínica Esbeltia

Un comentario

  • Arturo · 23 de octubre de 2017 a las 11:40

    Buenas tardes, el motivo de mi consulta es preguntar si seria recomendable recibir tratamiento laser tras microinjerto para acelerar la recuperacion?

    Cuanto tiempo habria que esperar tras el microinjerto?

    Cuantas sesiones serian recomendables?

    Gracias

Déjanos un comentario