Minoxidil: qué es y para qué sirve

Publicado en Tratamientos contra la alopecia

Se trata de uno de los productos más famosos de los últimos años, pero hay muchas personas que todavía no saben qué es y para qué sirve el Minoxidil y que, sin embargo, podrían beneficiarse de sus efectos contra la caída del cabello. Para todos ellos, este artículo aporta información interesante sobre  los componentes del Minoxidil, cómo usarlo, sus resultados y posibles efectos secundarios, etc.

¿Qué es el Minoxidil?

En primer lugar, hay que empezar por explicar que el Minoxidil es un medicamento indicado para tratar la alopecia androgenética en personas de ambos sexos, aunque se recomiendan concentraciones distintas según se trate de hombres o mujeres.

En realidad, lo que el Minoxidil hace es potenciar la circulación y la llegada de sangre a los folículos pilosos del cuero cabelludo, de forma que estos se estimulan y retrasan su muerte. Así se previene la calvicie y se ralentiza la caída del cabello, aunque en ningún caso sirve como cura para la alopecia.

Minoxidil se puede usar tanto en hombres como en mujeres, pero se recomiendan concentraciones distintas según el sexo.

Minoxidil se puede usar tanto en hombres como en mujeres, pero se recomiendan concentraciones distintas según el sexo.

Así, es uno de los tratamientos más utilizados, junto con el injerto capilar, siendo este último el más efectivo de los que se pueden encontrar en la actualidad dado el carácter definitivo de sus resultados.

¿Cómo se descubrió el Minoxidil?

¿De dónde viene el uso Minoxidil? Como sucede con otros productos anticaída, el origen del Minoxidil es curioso y su descubrimiento como tratamiento contra la pérdida del cabello es accidental.

A finales de los 50, como parte de una investigación para desarrollar nuevos medicamentos antiulcerosos, un laboratorio estadounidense elaboró un compuesto químico nuevo que en los primeros experimentos no mostró eficacia como tal, pero que acabó desembocando en un compuesto para tratar la hipertensión al que se llamó Minoxidilo.

Este empezó a utilizarse en comprimidos para tratar la hipertensión grave y se observó que muchos pacientes experimentaban un crecimiento del vello corporal. Los posteriores estudios científicos acabaron determinando que el Minoxidil era el compuesto responsable de ese efecto, abriéndose un abanico de posibilidades para el tratamiento de la alopecia.


injerto_capilar

En los 80, el primer crecepelo

La dificultad estaba en lograr la fórmula correcta para una solución tópica que pudiera ser aplicada en zonas específicas del cuero cabelludo que se iban despoblando. Había que hallar una concentración adecuada, suficientemente diluida para facilitar su absorción, pero bastante concentrada para que tuviese el efecto pretendido.

Ya en la década de los 80, The Upjohn Corporation, unos laboratorios estadounidenses, empezaron a producir una solución de Minoxidil al 2% para tratar la alopecia androgenética. La solución tópica con Minoxidil al 2%, propilenglicol, etanol, y agua empezó a usarse para tratar la calvicie común. Más adelante, su nombre comercial sería Rogaine. Fue aprobado por la Food and Drug Administration (FDA) en 1988, junto con el Finasteride, como fármaco para luchar contra la calvicie común.

Según informó el Dr. Richard Devillez, de los laboratorios UpJohn, los ensayos clínicos mostraron que en alrededor del 40% de los varones que padecían una alopecia androgénica se consiguió detener la caída del cabello e incluso, en grado variable, el crecimiento del mismo tras ser tratados durante 12 meses con este medicamento para la caída del pelo.

Minoxidil actúa sobre la circulación para potenciar la llegada de la sangre a los folículos pilosos del cuero cabelludo y estimular su crecimiento.

Este estudio se llevó a cabo en 27 centros diferentes de Estados Unidos, con una muestra de 1.833 varones. En concreto, los mejores resultados se lograron en los siguientes participantes:

  • Hombres con una edad inferior a 35 años.
  • Zona alopécica con una extensión de menos de 5 cm de diámetro.
  • Alopecia con menos de cinco años de evolución.

En la actualidad se producen diferentes fórmulas tópicas bajo diferentes marcas comerciales y con concentraciones variables, de 2% a 5%, dependiendo de si son para hombre o mujer.

Para qué sirve Minoxidil

Los ingredientes de Minoxidil son propilenglicol, etanol y agua, en distintas concentraciones según el laboratorio.

Los ingredientes de Minoxidil son propilenglicol, etanol y agua, en distintas concentraciones según el laboratorio.

Entre los beneficios que tiene este fármaco pueden citarse varios. En este sentido, lo más importante es señalar que, gracias a su efecto vasodilatador, Minoxidil sirve para conseguir estos tres efectos positivos sobre el pelo:

  • Detener la caída del pelo.
  • Estimular su crecimiento.
  • Revitalizar el pelo y alargar el tiempo en que este está en la fase de crecimiento.

Hay que decir que este fármaco es eficaz especialmente en menores de 40 años, cuando los efectos de la alopecia todavía son recientes; mientras que cuanto más extensa sea la calvicie en entradas o coronilla, más difícil será recuperar su aspecto habitual.

¿Qué contiene? ¿Cuál es su fórmula?

Los ingredientes de Minoxidil son propilenglicol, etanol y agua. Con estos componentes, en muchas farmacias en las que se elabora este medicamento para su venta, para un frasco de 100 ml se utiliza la siguiente fórmula de Minoxidil:

  • 20 ml de propilenglicol. 
  • 5 ml de minoxidil.
  • 60 ml de alcohol.
  • 15 mil de agua.

Las concentraciones de minoxidil en cada producto están bien definidas en las fórmulas. Algunos laboratorios utilizan un excipiente hidroalcohólico que integra otros nutrientes o que eliminan el propilenglicol. Por otro lado, en el caso del Minoxidil en espuma la fórmula básica eliminaría el alcohol.

Presentaciones de Minoxidil

Además de las distintas concentraciones de Minoxidil, también se pueden encontrar diferentes presentaciones de este fármaco. Lo más habitual ha sido comprar Minoxidil para la caída del pelo en formato de loción, comercializado bajo marcas como Viñas, Lacovin, Alopexy, Regaxidil o Dinaxil.

Asimismo, en los últimos años también se puede recurrir a Minoxidil en espuma, con el nombre de Rogaine, así como champús y sprays. Incluso para algunos tipos de pelo se puede recomendar este producto en gel o crema.

Este medicamento se puede encontrar en diferentes presentaciones, aunque lo más habitual es utilizarlo en forma de loción o spray.

Consejos para usar Minoxidil

A la hora de aplicar una solución tópica de Minoxidil se pueden seguir las siguientes indicaciones:

  • Aplicar con el cuero cabelludo seco.
  • Usar la cantidad que indica el laboratorio, nunca más. La mayoría recomienda aplicarlo dos veces al día, en dosis de 1 ml.
  • Extender con la yema de los dedos y lavarse muy bien las manos después.
  • No lavar el cabello hasta que hayan pasado al menos 4 horas.
  • No usar secador de pelo.

Preguntas frecuentes

¿Quién lo puede usar?

El Minoxidil puede ser usado para frenar la caída del cabello tanto en hombres como en mujeres, aunque en concentraciones diferentes. Así, para los hombres se suele recomendar Minoxidil al 5%, mientras que en el caso de las mujeres se aconseja no aplicar este producto a más del 2%, para evitar como efecto indeseado la aparición de vello facial.

Cómo aplicar Minoxidil

A la hora de aplicar Minoxidil se deben seguir las indicaciones del especialista o del farmacéutico, o en su caso, hacerlo según las instrucciones que aparezcan en el prospecto del fármaco.

Normalmente, en el caso de Minoxidil 5% se recomienda usarlo dos veces al día mediante un suave masaje en el cuero cabelludo. La mayoría de los pacientes prefiere aplicarlo de noche para dejar que actúe mientras duerme.

Hay que seguir las indicaciones de un especialista para aplicar Minoxicil, o seguir las instrucciones del envase del fármaco.

Hay que seguir las indicaciones de un especialista para aplicar Minoxicil, o seguir las instrucciones del envase del fármaco.

En qué dosis

Sabiendo que la concentración de Minoxidil aconsejada para hombres es del 5%, y que para mujeres es del 2%, es importante respetar las dosis recomendadas. A partir de esta base, lo ideal es aplicar Minoxidil dos veces al día en dosis de 1 ml.

Bajo ningún concepto se debe sobrepasar la dosis recomendada en las indicaciones del medicamento o la prescrita por el médico, puesto que un aumento de la cantidad de Minoxidil en el cuero cabelludo no supone unos mejores resultados ni más rápidos. Al contrario, se ha podido comprobar que esto causaría mayores efectos secundarios.

Durante cuánto tiempo

Minoxidil tiene efectos positivos en el cabello, pero sus beneficios no son visibles de forma inmediata. Generalmente habrá que esperar entre cuatro y seis meses para que sus resultados comiencen a ser patentes. No obstante, la mayoría de especialistas recomiendan usarlo durante un año para que el aspecto del cabello mejore como consecuencia de su aplicación.

¿Se cae el cabello cuando se abandona Minoxidil?

Otra cuestión que hay que conocer cuando se inicia un tratamiento anticaída con Minoxidil es que este fármaco en ningún caso supone una cura para la alopecia, sino que solo sirve para frenar la caída del pelo y para estimular el crecimiento de cabello en aquellos folículos afectados por la hormona DHT. Por tanto, si el paciente deja de aplicar Minoxidil el cabello volverá a caerse unos meses más tarde al mismo ritmo que lo hacía antes de iniciar el tratamiento.

Es importante saber que Minoxidil no dura la calvicie, de forma que cuando se abandona su aplicación el cabello volverá a caerse al mismo ritmo.

¿Dónde comprarlo?

Al tratarse de un medicamento el primer lugar en el que se puede recomendar comprar Minoxidil es una farmacia. No obstante, cada vez es más fácil encontrar este tipo de productos a través de páginas web y cada vez es más frecuente que los usuarios elijan esta opción por comodidad y también por ahorro, pues el precio de Minoxidil por Internet puede ser más bajo.

En cualquier caso, es preciso comprobar que se está adquiriendo el compuesto adecuado de Minoxidil, y que la tienda online en la que se hace la transacción está aurotizada para la venta de fármacos.

¿Tiene efectos adversos?

Si se usa correctamente, el Minoxidil no suele producir efectos secundarios en el paciente, y cuando estos aparecen se trata de alteraciones leves. Aún así, es fundamental conocerlos; algunos de ellos son:

  • Alergias: Se aconseja consultar cúales son los componentes del Minoxidil para descartar posibles alergias. 
  • Alteración del ritmo cardíaco: Este es un riesgo poco frecuente, pero es posible que una persona que utiliza Minoxidil experimente un aumento o disminución del ritmo cardíaco. Aún así, en la mayoría de los casos es un efecto temporal.
  • Irritación, sequedad o picor.
  • Dolor de cabeza, mareos o debilidad: Esto puede darse durante los primeros días del tratamiento.

Aunque en la mayoría de los casos sean reacciones adversas leves y temporales, hay que tenerlas en cuenta para controlar su evolución y, si es necesario, acudir a un especialista que evalúe la situación y valore la conveniencia de abandonar el tratamiento con Minoxidil y utilizar alguna otra alternativa.

Déjanos un comentario