Tratamiento de alopecia con células madre

Publicado en Tratamientos contra la alopecia

Tratamiento de alopecia con células madre 1.200 €
  • Primera consulta gratuita
  • Financiado desde 60 € al mes
  • Llámanos al 951 106 122 y te informamos

Detalles del tratamiento

El tratamiento de alopecia con células madre realizado por nuestros expertos en Clínica Esbeltia bioestimula los tejidos a partir de utilizar las células basales de la epidermis donde hay células madre de la piel, estimulando la creación de tejidos de una forma más intensa que el PRP.

Se realiza mediante la extracción de tres biopsias de piel de 3-4 milímetros cada una, normalmente de la nuca para que las pequeñas cicatrices queden ocultas por el pelo. El material se procesa en una máquina especial llamada Regenera y se inyecta en técnica de mesoterapia en el cuero cabelludo. El tratamiento se aplica una sola vez, y si es necesario se repite a los 4 o 5 años.

Te llamamos nosotros:

    El tratamiento con células madre para la alopecia constituye, sin duda, una de las grandes y potentes alternativas en relación al descubrimiento de la solución definitiva para la calvicie. El desarrollo de la ciencia, en este sentido, es un aliado más en la lucha contra la calvicie, ya que conforme se van desarrollando investigaciones se van descubriendo nuevas aplicaciones médicas. Las células madre recientemente empiezan a aplicarse en el tratamiento de la alopecia. Sin embargo, desde hace tiempo se están utilizando en el tratamiento de múltiples patologías. De hecho, su eficacia en estas enfermedades deja un halo esperanzador, sobre todo de cara al futuro. 

    La alopecia no entiende de géneros, es decir, afecta a hombres y mujeres, aunque son los varones los que más sufren este problema. Es por ello algo que preocupa a muchas personas por lo que la investigación a base de células madre podría convertirse en solución exitosa. Al respecto, son muchos los estudios que relacionan la aplicación de células madres con el éxito en la detención de la alopecia.

    Además, no se trataría de un tratamiento destinado únicamente a la paralización de la caída del pelo sino que, además, potenciar el crecimiento de pelo nuevo con este método. Se trata, según los expertos, de uno de los primeros pasos hacia el desarrollo de la aplicación de un tratamiento con células madre para la alopecia.

    El avance de la técnica permite disponer de un mayor número de alternativas para la lucha contra la calvicie.

    El avance de la técnica permite disponer de un mayor número de alternativas para la lucha contra la calvicie.

    En términos generales, las personas afectadas por la alopecia suelen perder entre 50 y 100 cabellos de forma diaria. Si bien, en la mayoría de las ocasiones son las personas de género masculino las que suelen verse afectadas por la pérdida de cabello, las personas de género femenino suelen evidenciar esta caída mediante la reducción de densidad capilar. En concreto, un 30% de las mujeres se ven afectadas por esta caída. Por otro lado, en el aspecto psicológico, la caída del cabello suele ser más doloroso para las mujeres que para los hombres.

    Y es que no hace falta recordar que los cánones de belleza se sitúan en un cabello brillante, bien cuidado y abundante, estereotipos bien alejados de la calvicie o reducción de la densidad. Y es que, como bien hemos resaltado en las primeras líneas de este artículo, la calvicie no entiende de géneros. Para alivio de muchos y muchas, los tratamientos destinados a resolver la caída del cabello tampoco.

    En la actualidad, tanto hombres como mujeres tienen a su disposición diferentes técnicas de injerto capilar que detienen la alopecia y que suelen consistir en el autotrasplante del propio pelo del paciente.

    La cirugía capilar tiende a aumentar su eficacia en los hombres, sin embargo, se puede llegar a asegurar que el cabello del paciente no volverá a sufrir los efectos de la calvicie ya que el pelo trasplantado está genéticamente predispuesto a continuar con su crecimiento. En concreto, este tipo de pelo se suele extraer de las zonas occipital y lateral de la cabeza del paciente. En este sentido, la evolución de la ciencia nos permite seguir mejorando. Y es que la aplicación de un tratamiento con células madre para la alopecia podría incrementar las garantías de éxito, con un mayor hincapié en aquellas personas afectadas de calvicie con carácter homogéneo.

    Cada vez es más común escuchar a los pacientes en consulta médica solicitando información sobre el tratamiento con células madre para la alopecia. Las investigaciones fluyen con rapidez arrojando datos bastante positivos. En este sentido, a lo largo de los últimos años se han obtenido también resultados positivos en las pruebas llevadas a cabo con roedores. Y, aunque en la actualidad la aplicación de células madres en humanos aún no se encuentra autorizada, el desarrollo de la ciencia es rápido en este aspecto, por lo que en pocos años lo más seguro es que podamos acudir a este tipo de tratamientos, aún en fase de experimentación.

    ¿Qué son las células madre?

    Pese a ser relativamente reciente, el tratamiento con células madre para la alopecia ya goza de una gran aceptación.

    Pese a ser relativamente reciente, el tratamiento con células madre para la alopecia ya goza de una gran aceptación.

    Conocemos como células madre aquellas células que pertenecen a los embriones humanos o de tejido humano y que, además, tienen la especial característica de transformarse en otro tipo de célula del organismo adoptando, a su vez, la forma y las funciones de las que imita. Nuestro organismo contiene a lo largo de toda su vida células madre, es decir, no restringe su existencia únicamente a las que se encuentran en el embrión humano.

    Y es que las células madre son células no especializadas, es decir, que tienen la capacidad de renovarse de forma ilimitada y que, sometida a experimentales o fisiológicas circunstancias, pueden ser inducidas en su transformación en células con funciones específicas. En concreto, las células madre son el origen de todas y cada una de las células de nuestro organismo por lo que, además, tienen la capacidad de regenerar tejidos y órganos sin discriminación alguna. Distinguimos, en la actualidad, entre tres tipos de células madre:

    • Células embrionarias. Cultivadas en laboratorio y cuyo origen lo encontramos en los embriones tempranos.
    • Células adultas o específicas de tejido. Disponibles a lo largo de toda nuestra vida en nuestro organismo.
    • Células pluripotentes inducidas o células reprogramadas. Tienen características muy similares a las de las células embrionarias. Sin embargo, tienen su origen en células adultas especializadas transformadas en células madre de este tipo mediante la aplicación de determinadas técnicas.

    Precisamente, este último tipo es el que está revolucionando el campo científico en muchos aspectos, como es el caso del tratamiento con células madre para la alopecia. Y es que son muchos, y grandes, los logros que están derivando de la aplicación de estas células. En este sentido, mediante la generación de células madre pluripotentes inducidas, enfermedades tan complicadas como el cáncer podrían tener los días contados. Es decir, estas células podrían ser generadas a partir de células de la piel del propio paciente para tratar patologías o, incluso, disminuir el riesgo de rechazo en un trasplante capilar en Turquía, España o cualquier otro país. Así, como acabamos de comentar, este tipo de células también podrían llegar a programarse para eliminar el problema de la calvicie.

    Las células madre tienen la capacidad de poder reprogramarse para provocar el crecimiento del cabello.

    El tratamiento con células madre para la alopecia

    A nivel genético, un folículo piloso está conformado por un conjunto de células epiteliales y por células de papila dérmica, así que, en el momento en el que a una persona se le cae el cabello pierde ambas células. Conociendo esta composición se han llevado a cabo diversos estudios en el campo para investigar la solución a la alopecia. En este sentido, una de estas investigaciones ha conseguido establecer relación entre la generación de cantidades medibles de células madre epiteliales con la regeneración del cabello.

    Por otro lado, otro tipo de investigaciones científicas han conseguido arrojar más luz aún al problema de la alopecia. Por ejemplo, datos recientes han comprobado la relación entre las células de papila dérmica con la regulación del ciclo capilar. Es decir, se cree que son estas las principales responsables de este equilibrio de crecimiento capilar. Sin embargo, hasta el momento éstas últimas no se han llegado a emplear en los tratamientos capilares, ya que pierden casi al instante su capacidad para inducir la formación del folículo mediante técnicas de cultivo.

    Aunque, por otro lado, no todo está perdido en la aplicación de células de papila dérmica. Y es que las investigaciones han proliferado en este sentido. Por ejemplo, uno de los últimos hallazgos es la existencia de determinadas células madre que pueden ser entrenadas por los investigadores con el objetivo de que dispongan del mismo comportamiento que las de la papila dérmica. De esta forma, el resultado sería el de potenciar el crecimiento del cabello en aquellas zonas en las que las células del folículo piloso han muerto como consecuencia de la alopecia. En concreto, este tipo de células se han denominado células madre pluripotentes humanas (iPS).

    Ponerle fin a la pérdida de cabello es posible gracias a la cirugía capilar.

    Ponerle fin a la pérdida de cabello es posible gracias a la cirugía capilar.

    La investigación previa se ha estado llevando a cabo por los expertos en roedores. Los primeros resultados fueron tan exitosos que ya se contempla la posibilidad de su aplicación en humanos. En el caso de que esto fuese factible supondría una potente alternativa para el tratamiento de la calvicie, un problema que afecta y preocupa tanto a hombres como a mujeres.

    La aplicación de este tratamiento con células madre para la alopecia sería una solución definitiva. Es decir, de esta forma el cirujano tendría la capacidad de trasplantar al paciente las unidades foliculares de una parte de la cabeza (no afectada por alopecia) a la zona afectada sin tener que preocuparse por las limitaciones ofrecidas por la disponibilidad de folículos pilosos sanos.

    Igualmente, la aplicación de células madre tiene múltiples sentidos. Otra línea de investigación científica ha conseguido la regeneración folicular en zonas afectadas por alopecia androgenética. Este logro ha sido posible mediante el uso de células madre de los folículos partiendo del hecho de que estas son de diferente tipo dependiendo del área de la cabeza en la que se hallan y de que estas diferencias se mantienen más allá de su traslado. Es por ello por lo que el objetivo se concentraría en la extracción de células madre de los folículos más resistentes a la acción de los andrógenos para introducirlos directamente en las zonas afectadas por la calvicie. El resultado será la generación de nuevos folículos.

    Beneficios de la aplicación de células madre en la alopecia

    El mayor beneficio que nos ofrece la aplicación de células madre como tratamiento para ponerle fin a la alopecia es la facilidad de que el cirujano no encuentre limitaciones con respecto a la disponibilidad de folículos pilosos sanos.

    Son las propias mujeres las que llegan a tener mayores problemas de densidad capilar, por lo que esta gran ventaja de la aplicación de células madre sería un gran éxito en su lucha contra la alopecia.

    Por otro lado, otra de las grandes ventajas de la aplicación de un tratamiento con células madre para la alopecia es la falta de limitación con respecto al número de sesiones. Y es que, de cualquier forma, el paciente dispondría de una amplia reserva de células para futuras sesiones. Reservas que no depende de la extensión de la zona donante.

    Merece la pena señalar que, aunque la cirugía de injerto capilar en Málaga y en el resto de ciudades españolas es una técnica exitosa y de impecables resultados, está limitada en ciertos aspectos. Es por ello por lo que mediante la incorporación de células madre al cirujano se le facilita el trabajo al tener que dejar de contar los folículos sanos, ya que la reserva sería mucho más amplia.

    Si bien las ventajas de la aplicación de células madre en el tratamiento de la alopecia son innumerables, aún estamos en fase experimental en lo que se refiere a su aplicación en humanos. Pese a esto, todas las noticias relacionadas con los avances y el éxito de los mismos son positivas por lo que se amplían perspectivas para aquellas personas afectadas por la alopecia.

    Tratamientos de cirugía capilar actuales

    Un tratamiento con células madre para la alopecia puede constar de cuantas sesiones sean precisas.

    Un tratamiento con células madre para la alopecia puede constar de cuantas sesiones sean precisas.

    Poco a poco, la investigación científica nos irá arrojando nuevos métodos como el tratamiento con células madre para la alopecia. Mientras que esperamos los resultados de esta evolución, bien es cierto que disponemos de diversas técnicas en cirugía capilar. Nos referimos al injerto capilar o aquel método cuyo objetivo es la redistribución, de manera tanto sistemática como artística, de múltiples folículos pilosos requiriendo para ello de la colocación de microinjertos de unidades foliculares conformadas por conjuntos de uno, dos, tres y hasta cuatro folículos pilosos.

    El procedimiento tradicional consiste en la preparación de los folículos pilosos extraídos con la ayuda del microscopio de alta resolución para, posteriormente, ser introducidos o injertados en las áreas afectadas por la alopecia o con escasez de cabello, también denominadas zonas receptoras. Mediante la aplicación de esta técnica, además, las posibilidades de rechazo son nulas, ya que el cabello que se trasplanta es propio, es decir, del propio donante.

    El método de esta cirugía capilar se centra en la extracción, preparación y traslado del cabello al área receptora manteniendo, en todo momento, sus características a nivel genético. A nivel de usuario general, es decir, para que todos lo podamos entender, esta técnica de injerto capilar consiste en la ejecución de los siguientes pasos:

    1. El cirujano se prepara para proceder a la extracción del pelo y de su folículo piloso además del tejido circundante. Es decir, el conjunto de cabellos extraídos han de recogerse junto a la piel que los rodea con el objetivo de garantizar la supervivencia de estos folículos y, por tanto, el éxito de la técnica.
    2. Colocación, por parte del grupo de especialistas, de los injertos capilares extraídos. Una vez que la técnica finaliza con éxito el paciente podrá tener la seguridad de que no volverá a sufrir de alopecia ya que el cabello trasplantado contiene nueva información genética predispuesta a mantener el crecimiento como lo hacía ya en su ubicación previa.
    Lo más habitual es que, en circunstancias normales, el cabello injertado no se vuelva a caer, ya que sus características genéticas están predispuestas precisamente a esto.

    Sin embargo, en el caso de que el paciente perciba la continuidad de cierta pérdida tampoco es necesario darlo todo por perdido. Y es que esto se enmarca totalmente en el concepto de normalidad. De hecho, una vez finalizado el tratamiento con células madre para la alopecia o cualquier otro método de trasplante, lo común es que, durante los primeros días o incluso primeras semanas, el cabello trasplantado tienda a caerse y renovarse fisiológicamente hablando. Esta caída es más que nada una consecuencia directa del trauma sufrido por estos cabellos a lo largo del procedimiento quirúrgico.

    En cualquier caso será imprescindible ponerse en mano de un cirujano experimentado y con la formación requerida para llevar a cabo este tipo de cirugías capilar con éxito. Es decir, garantizando el 100% de supervivencia de las unidades foliculares trasplantadas.

    Además, señalamos de nuevo que este tipo de técnicas de injertos capilares no solo están destinadas para los hombres. El sector femenino también podrá optar por una cirugía de estas características, siendo más eficaz su aplicación en alopecias de origen androgenético en fases poco avanzadas. Una de las principales diferencias para la aplicación de un procedimiento quirúrgico capilar es que no todas las mujeres son candidatas aptas para la realización de este tipo de técnicas, mientras que los hombres sí lo son.  

    La confianza y autoestima de quien se somete a un injerto capilar aumenta de manera sensible.

    La confianza y autoestima de quien se somete a un injerto capilar aumenta de manera sensible.

    Y más allá de las palabras, nos acogemos a los datos. Según los datos arrojados por determinados estudios tan solo entre el 3% y el 5% de las mujeres afectadas de alopecia pueden llegar a someterse a estas cirugías capilar obteniendo resultados óptimos. Es por ello por lo que el perfil de candidata ideal para someterse a un procedimiento de estas características se podría configurar de la siguiente forma:

    • Mujeres con pérdida de cabello como consecuencia de alopecia de tracción.
    • Mujeres que muestran cicatrices originadas por la realización de otro tipo de operaciones quirúrgicas y áreas con puntos de sutura.
    • Mujeres con patrón de caída masculino, es decir, alopecia caracterizada por zonas localizadas en las que se cae el pelo y no de forma generalizada.
    • Mujeres cuya caída de pelo tiene como origen alguna quemadura, accidente o trauma.

    En cualquier caso, será el propio cirujano experimentado el que tenga la última palabra al respecto. Es por ello por lo que se aconseja acudir a un buen profesional de la rama capilar para que estudie el caso, la afectación concreta de la calvicie y el grado de evolución. Mediante este estudio se podrá entonces estipular un tratamiento con células madre para la alopecia o seleccionar otro dentro del marco de las diversas alternativas disponibles en este campo.

    4 comentarios

    • Clínica Esbeltia · 31 de octubre de 2017 a las 15:41

      Hola María, todavía no realizamos ese tratamiento en nuestra clínica. Pero sí tenemos tratamiento con Plasma Rico en Plaquetas para la alopecia (PRP Capilar), que es muy similar a las células madre y que aporta resultados muy buenos en el tratamiento de la alopecia. El precio de cada sesión es de 250€, y normalmente se necesita un mínimo de tres sesiones, dejando un margen de un mes y medio entre cada una de ellas. Si tienes dudas y estás interesada en conocer más detalles acerca de este tratamiento, nos puedes escribir por whatsapp al 616 46 44 53 o por teléfono en el 951 10 61 22. Un saludo!

    • Carlos Peña Moreno · 29 de octubre de 2017 a las 23:47

      Hola buenas tardes yo estoy interesado en el tratamiento de inyecciones con células madre. Tengo aprox un 99por ciento de calvicie.me gustaría que me hicieran favor de decirme si es posible? Cuánto me costaría? Y si es posible que me atiendan en México. Les agradezco sinceramente su atención y les envío saludos cordiales.

    • Maria · 15 de octubre de 2017 a las 16:25

      Quisiera información de precio para el tratamiento con células madre en el tratamiento de la alopecia

    • implantes sevilla · 31 de agosto de 2017 a las 07:51

      Sin duda en el articulo he encontrado unos buenos consejos. Gracias

    Déjanos un comentario