Las unidades foliculares

Publicado en Injerto capilar

No es fácil entender cómo se lleva a cabo una intervención de injerto capilar en Málaga u otra ciudad de España si no conseguimos diferenciar el concepto de unidades foliculares. Vamos, entonces, paso a paso. Se definen como unidades foliculares aquel conjunto de cabellos agrupados en un mismo lugar. Por defecto, las unidades foliculares tienden a exhibir entre uno y cuatro pelos, si bien cada uno de nosotros solemos disponer de entre 90.000 y 150.000 cabellos en nuestro cuero cabelludo. Asimismo, las personas suelen disponer de entre 120 y 260 cabellos por centímetro cuadrado agrupados en unos 60 a 120 unidades foliculares por centímetro cuadrado.

Sin embargo, estas cifras tan solo llegan a estimar el número de unidades foliculares a nivel general, ya que tiende a variar en cada persona. De hecho, según los expertos, la cantidad de unidades foliculares va a estar directamente relacionada con la densidad capilar, asimismo se encuentran clasificadas según el tipo de pigmentación de la piel.

Al respecto, podemos llegar a diferenciar de la siguiente forma: la personas rubias disponen de mayor densidad capilar con hasta 150.000 cabellos; las de pelo moreno disponen de entre 100.000 y 110.000 cabellos; las castañas llegan a alcanzar los 115.000 cabellos; y, por último, las pelirrojas disponen de la menor densidad con unos 90.000 cabellos.

Para realizar un injerto capilar con éxito es muy importante el número de unidades foliculares que se trasplantan.

Para realizar un injerto capilar con éxito es muy importante el número de unidades foliculares que se trasplantan.

Diferencias entre unidades foliculares y cabellos

No es lo mismo una unidad folicular que un simple cabello. De hecho, cada unidad folicular, como hemos mencionado al principio de este artículo, puede llegar a tener hasta cuatro cabellos. Es decir, unas 2.400 unidades foliculares conformarían aproximadamente de unos 4.800 a 6.000 cabellos. Así, definimos como baja densidad folicular a aquella persona que disponga de unos 4.800 cabellos en unas 2.400 unidades foliculares; sin embargo, una alta densidad folicular se situaría en unos 6.000 cabellos.

Por otro lado, en relación a los metros cuadrados que llegan a ocupar, podemos establecer el siguiente rango según la densidad. Se establece como baja densidad aquella persona que dispone de unos 60 folículos por centímetro cuadrado; alta densidad será, por el contrario, de 120 a 140 por centímetro cuadrado.

Una mayor densidad puede llegar a alcanzar hasta los 180 o incluso 240 cabellos por metro cuadrado. Estas diferencias son bastante fáciles de detectar a simple vista. Y es que más de uno ha comentado alguna vez la voluminosidad del cabello de alguna persona o la falta de volumen de otras. No se deben confundir las unidades foliculares con los cabellos.

No se deben confundir las unidades foliculares con los cabellos.

No se deben confundir las unidades foliculares con los cabellos.

Otra de las clasificaciones en relación a la densidad viene determinada por la raza del paciente:

  • Asiáticos. Un pelo por unidad folicular (baja densidad).
  • Europeos. De dos a tres pelos por unidad folicular (densidad media).
  • Africanos. Dos pelos por unidad folicular (densidad media).

¿De qué está compuesta una unidad folicular?

En concreto, una unidad folicular está compuesta de lo siguiente:

  • Cabello (entre uno y cuatro por unidad folicular).
  • Glándulas sebáceas (en torno a nueve por unidad folicular).
  • Músculo (tan sólo un músculo pilo erector).
  • Plexo (un plexo vascular perifolicular y una red perifolicular neural).
  • Perifolículo (o banda circunferencial de colágeno con adventicia que define a la unidad folicular).
  • Vello (con poca frecuencia dos).
Lo primero que hay que saber es que no es lo mismo una unidad folicular que un cabello, ya que cada unidad folicular está formada por varios pelos.

Además de tener una composición concreta, las unidades foliculares también disponen de un crecimiento cíclico concreto, ya que el crecimiento del pelo no se origina de manera indefinida. En concreto, a este crecimiento se le conoce como ciclo piloso y es diferente en cada folículo, es decir, totalmente independiente de los que se encuentran a su alrededor. Existen, asimismo, fases de los ciclos pilosos:

  • Cada unidad folicular puede estar compuesta por dos o tres pelos.

    Cada unidad folicular puede estar compuesta por dos o tres pelos.

    Fase anágena o anagen. A lo largo de unos cuatro o seis años, en esta fase, el folículo está pegado a la papila. Esta etapa es necesaria para que el pelo nazca y crezca. Su forma en este tiempo es parecido al de una cebolla, aunque más densa en su base que en lo que podríamos determinar como tallo. Las células de la matriz del folículo están de forma permanente en un proceso de mitosis.
  • Fase catágena o catagen. Esta fase tiene una duración mucho menor ya que se trata de una etapa de transición. Unas tres semanas es lo que tarda el pelo en finalizar su crecimiento y dividirse de la palila, por lo que, as u vez, se paraliza la actividad de las células de la matriz. El bulbo torna su aspecto a cilíndrico.
  • Fase telógena o telogen. El descanso prioriza a lo largo de esta etapa además de la caída del pelo. Suele tener una duración de unos tres meses.

Definición de microinjerto capilar

También conocido bajo el nombre de microtrasplante folicular, mini injerto o microinjerto capilar, los tres conceptos hacen referencia al procedimiento consistente en el trasplante de pelo desde áreas en las que de forma habitual el paciente dispone de pelo (parte de la nuca o en ambos lados de la cabeza) hasta zonas en las que la falta de pelo es bastante evidente, es decir, permanecen bastante afectadas por la alopecia. Especial mención merece el auge que, en este sentido, está cobrando el trasplante capilar en Turquía

El injerto capilar consiste en obtener las unidades foliculares e implantarlas en las áreas despobladas.

El injerto capilar consiste en obtener las unidades foliculares e implantarlas en las áreas despobladas.

En concreto, es el cirujano capilar el encargado de llevar a cabo la denominada también micro cirugía. Se trata de un procedimiento en el que se extraen los folículos pilosos de la zona donante, es decir, en la que abunda la densidad capilar, a través de la realización de un pequeño corte en el cuero cabelludo.

Unas pinzas de microcirugía servirán para implantar las unidades foliculares en el área receptora. La aplicación de anestesia será necesaria a lo largo de la realización de todo el proceso.

La disposición de estos injertos capilares no se hará al azar, ya que la intervención quirúrgica prioriza la naturalidad. Para ello, el cirujano capilar se dedicará a insertar las unidades foliculares de forma organizada, es decir, primero una primera fila de injertos de uno o dos cabellos para agregar de forma paulatina injertos algo más densos tanto en las áreas con menos pelo como en las áreas más cercanas, con el objetivo de lograr la máxima naturalidad y densidad posible.

Déjanos un comentario