Caída del cabello en mujeres

Publicado en Injerto capilar

La caída del cabello en mujeres es algo que preocupa mucho por razones estéticas y porque no es tan habitual ver a una mujer sin cabello como a un hombre. Hay muchos motivos por los que una mujer puede perder pelo: enfermedades, mala alimentación, factores genéticos o cambios hormonales entre otros. ¿Cómo evitarlo?

El tratamiento deberá enfocarse a la causa por la que se pierde cabello para asegurar el éxito del mismo. A veces, para volver a tener cabello deberán recurrir a la cirugía.

Son muchas las causas que pueden provocar la caída del cabello en mujeres.

Son muchas las causas que pueden provocar la caída del cabello en mujeres.

Razones por las que las mujeres pierden cabello

En primer lugar, se aconseja acudir al médico para determinar la causa de la pérdida de cabello y descartar problemas añadidos. Existen determinadas complicaciones médicas que pueden afectar al crecimiento del cabello como:

  • Infecciones del cuero cabelludo y anomalías de la piel.
  • Diabetes.
  • Lupus.
  • Tricotilomanía.
  • Afecciones autoinmunes.
  • Altos niveles de estrés.
  • Problemas de trauma físico.
  • Afección en la tiroides.
  • Anemia ferropénica.
  • Falta de zinc, vitamina D y vitamina B.
  • Cambios en los índices hormonales de andrógenos, testosterona y otras derivadas del estrógeno.
  • Infecciones graves que cursan con fiebre.
  • Bajo peso radical y cambios en la alimentación.

¿Cómo tratar estas complicaciones médicas?

Los problemas médicos pueden hacer que se pierda el cabello de forma transitoria o permanente. Por ese motivo, tratar la complicación médica que lo produce puede hacer que no se pierda el cabello, gracias a la intervención médica y de otros especialistas. 

La paciente deberá acudir a un especialista para que analice la fortaleza de su cabello y trate de frenar la caída del mismo.

La paciente deberá acudir a un especialista para que analice la fortaleza de su cabello y trate de frenar la caída del mismo.

La paciente deberá facilitar toda la información posible sobre la caída del cabello (cuándo empezó, que sucedió entonces, que hizo para evitarla, si padecía estrés, etc.). Si hubiera una complicación médica anterior, el equipo médico encargado de evitar la caída de pelo en mujeres contactará con dermatólogos, nutricionistas, psiquiatras y endocrinos.

¿Cómo se desarrolla el cabello?

Estas complicaciones, que hemos señalado, se suelen producir en las etapas del crecimiento capilar:

  1. Etapa anágena: Es la que se refiere al tiempo en el que el pelo crece menos. Casi tres cuartas partes de la totalidad del cabello están en esta etapa en cualquier instante.
  2. Etapa catágena: Dura en torno a quince días y es muy breve. En ella se regenera el folículo y el desarrollo capilar cesa.
  3. Etapa telógena: Durante esta etapa deja de crecer pelo. Su duración es de dos a cuatro meses. Una vez que termina el pelo se cae. Esto significa que todos perdemos una media de cien cabellos al día cuando se encuentran en esta etapa. Cuando hay complicaciones médicas durante la etapa telógena se pueden perder hasta trescientos cabellos diarios. Esta caída masiva de cabello se denomina efluvio telógeno.

El efluvio telógeno dura poco

Casi todas las complicaciones que hacen que el cabello inicie la etapa telógena tienen solución. Pues dicha etapa dura entre dos y cuatro meses, por lo que puede ocurrir que la caída de pelo no se produzca en el momento después del acontecimiento que lo produce. En esta etapa se incluirían los traumas físicos y todos los aspectos relacionados con un alto estrés psicológico.

Medicamentos que causan la pérdida de cabello

Hay un número considerable de medicamentos que producen la caída transitoria del pelo. Por esta razón, habrá que comentarle al médico cualquier duda sobre los fármacos que estemos tomando si alguno de ellos creemos que nos produce pérdida de cabello. En ese caso, el médico podrá cambiar el tratamiento, disminuyendo la dosis, o recetar otro fármaco parecido para intentar evitar el problema.

Hay algunos medicamentos que pueden ocasionar, de forma temporal, la caída del cabello en mujeres.

Hay algunos medicamentos que pueden ocasionar, de forma temporal, la caída del cabello en mujeres.

De hecho, hay ciertas medicinas que están relacionadas con la pérdida de cabello como: levodopa, warfarina, litio o heparina. También los denominados beta bloqueadores como el propranolol, el atenolol y el metoprolol hacen perder cabello a quienes los toman.

Lo mismo ocurre con los derivados de las anfetaminas. Además hacen perder el cabello los tratamientos con quimioterapia o radiación para tratar el cáncer (aunque cuando se dejan de administrar la persona recupera el cabello perdido).

Factores genéticos que predisponen a pérdida de cabello

Tener familia con problemas de cabello puede implicar que algunas personas lo sufran también. Pues la pérdida capilar por factor genético hace que se caiga el pelo a edades más tempranas y con mayor rapidez y, en las mujeres produce una reducción global del cabello.

El factor genético se da en dos de cada diez casos. Por este motivo, habrá que poner pronto un tratamiento para evitar la pérdida de cabello en el caso de las féminas.

Factores hormonales en la pérdida capilar

Algunos cambios hormonales producen pérdida eventual del cabello. Otras derivan en un anómalo desarrollo capilar temporal. Un ejemplo de esto podría ser la pérdida de cabello que algunas mujeres sufren después de dar a luz a sus hijos.

En las mujeres, los cambios hormonales en determinadas etapas de la vida como la menopausia o el embarazo, pueden provocar la pérdida temporal del cabello.

Otra sería con la menopausia, pues al comenzar esta nueva etapa suele perderse también mucho pelo. Pues esta fase de la vida que está asociada al envejecimiento natural hace que las modificaciones hormonales vayan de la mano con reducción capilar.

En cualquier caso, el médico deberá analizar si un cambio hormonal es el responsable o no de la pérdida de cabello mediante análisis de sangre. En algunos casos puede establecerse un tratamiento que ayude a equilibrar los cambios hormonales severos.

Factores nutricionales que influyen en la pérdida de cabello

Una mala alimentación puede hacer que las mujeres pierdan mucho pelo, sobre todo si sufren una drástica reducción de kilos de forma muy rápida. Estas pérdidas capilares están relacionadas en casi todos los casos con los efluvios telógenos, lo que significa que son pasajeras.

Una buena alimentación también puede contribuir a evitar la caída del cabello en mujeres.

Una buena alimentación también puede contribuir a evitar la caída del cabello en mujeres.

En este sentido, será conveniente consultar con un especialista en nutrición para que realice los exámenes necesarios para encontrar las vitaminas y nutrientes que puedan faltarle al paciente y que le origine la pérdida de cabello.

La ayuda del nutricionista será fundamental para reestablecer el crecimiento capilar al incluir las vitaminas y nutrientes que le falten a la persona para un buen desarrollo del cabello.

La edad como causa de la pérdida de cabello

El cumplir años hace que los folículos disminuyan sus dimensiones de forma paulatina. Esto significa que haya menos zona de cuero cabelludo donde se asienten las raíces capilares a pesar de tener la misma cantidad de folículos. Esto no impide que crezca el pelo pero lo que sí hace es que este sea más fino y se reduzca el cabello en aquellos lugares más propicios para que haya alopecia.

En algunos estudios se recoge que el envejecimiento de las mujeres suele estar asociado a la caída de cabello o reducción del mismo. Y esto suele comenzar a partir de los 40 años y alcanza su mayor auge a los 60.

¿Cómo tratar la pérdida de cabello en las mujeres?

A continuación expondremos las distintas soluciones que existen, actualmente, para luchar contra la pérdida de cabello en mujeres.

Tratamiento farmacológico para la pérdida capilar

Hay un fármaco llamado minoxidil que debe prescribir el médico y funciona muy bien para tratar la pérdida de cabello en algunas mujeres. En el prospecto de este producto se indica que se empleará un par de veces al día.

En algunas investigaciones, sobre este fármaco, se recoge que ayuda al crecimiento capilar en una de cada cuatro mujeres e impide la posterior pérdida de pelo en casi todas las que lo utilizan. Una vez que se inicie el tratamiento con minoxidil habrá que prolongarlo a largo plazo para seguir beneficiándose de sus bondades. Cuando termine de utilizarse los resultados también finalizarán.

Cualquier tratamiento farmacológico para evitar la caída del cabello en mujeres deberá ser prescrito por un médico.

Siempre deberá ser recetado por un médico pues el minoxidil cuenta con efectos secundarios como picor o irritación del cuero cabelludo y desarrollo de pelo en zonas indeseadas, como cara y manos. También puede causar taquicardias.

Otro fármaco utilizado para frenar la caída del pelo en mujeres es la finasterida, pero sólo para hombres pues no está indicado en mujeres. No obstante, se está estudiando la posibilidad de emplearlo en féminas, pero actualmente no se recomienda para mujeres en ningún caso.

Conocer el origen del problema es fundamental para saber cómo evitar la caída del cabello en mujeres.

Conocer el origen del problema es fundamental para saber cómo evitar la caída del cabello en mujeres.

También hay determinados fármacos que tienen efectos secundarios como el crecimiento capilar. Algunos de ellos pueden ser empleados en el tratamiento para evitar la caída del cabello en las mujeres.

Se trataría de medicamentos que no tienen aprobado su uso para esta función como: espironolactona, la cimetidina, la finasterida, las pastillas anticonceptivas y la ketoconazola. Pues aunque sirven para la pérdida de cabello están indicados para otras funciones.

En definitiva, será el médico el que aconseje la opción más conveniente y el mejor tratamiento para atajar de forma, lo más efectiva posible, esa pérdida de cabello.

injerto_capilar
Injerto capilar 2
Reserva tu consulta GRATUITA

Clínica Esbeltia

Málaga Barcelona Sevilla

Fotos antes y después

Opiniones de pacientes


Injertos capilares para la pérdida de cabello en mujeres

Las mujeres con problemas graves en su cabello pueden decantarse por la opción del injerto capilar, que se basa en trasplantar pelo y extraer folículos capilares sanos de unas zonas del cuero cabelludo en las que dicho cabello esté más fuerte e injertarlo en los lugares menos poblados y donde la pérdida de pelo sea más notoria.

Todo ello se hará bajo anestesia local, extrayendo cientos de folículos capilares y trasplantándolos a las zonas despobladas donde sean necesarios.

El precio de este tratamiento es bastante elevado pero merece la pena por sus magníficos resultados. Si bien, en el caso de las mujeres, el trasplante capilar tiene algunas limitaciones.

La fototerapia de baja intensidad contra la pérdida capilar en mujeres

Esta técnica es antigua y muy útil para sanar heridas. Hay muchos tipos de fototerapia de baja intensidad aunque sus resultados no alcancen la eficacia siempre deseada, sí es cierto que muchas personas que han probado este tratamiento han conseguido grandes beneficios.

El modo en el que se actúa la fototerapia de baja intensidad sigue siendo en parte un misterio, pero algunos estudios indican que se basa en una modificación de las células que lleva aparejado un crecimiento capilar en bastantes pacientes. Pese a ello, queda mucho que investigar sobre este tema para conseguir que la eficacia de dicho tratamiento sea mayor.

Los alimentos ricos en vitaminas y nutrientes contra la pérdida de cabello en mujeres

Cuando hay una pérdida de cabello en mujeres y se sospecha que pueda ser debido a una incorrecta alimentación, será bueno consultarlo con un experto en nutrición. Dicho especialista podrá establecer una dieta rica en vitaminas y nutrientes, que no solamos ingerir, y que ayuden al crecimiento capilar. También pueden aconsejar el consumo de ciertos suplementos en la alimentación diaria para lograr este objetivo. 

El injerto capilar también puede hacerse en mujeres, aunque los resultados pueden no ser tan buenos como en los varones.

El injerto capilar también puede hacerse en mujeres, aunque los resultados pueden no ser tan buenos como en los varones.

Tomar productos que contengan omega-3 y omega-6 ayudará a recuperar el cabello perdido. También los alimentos con ácidos grasos poliinsaturados pueden servir en este sentido, aunque no esté probado científicamente.

Lo que sí es cierto es que hay estudios que se han realizado en mujeres, que tomaban productos con omega-3 y omega-6, y que han demostrado que después de seis meses la caída del cabello ha mejorado.

En esta línea, también hay investigaciones, realizadas durante cuatro meses, que han dado buenos resultados y que se basaban en el consumo de productos con vitaminas del complejo B y L-cisteína.

La melatonina y pérdida de cabello en mujeres

Algunas investigaciones en las que se les echaba una solución tópica de melatonina de 0,1%, durante medio año en la zona del cuero cabelludo, a un número determinado de mujeres demostró un incremento en el crecimiento del pelo en la fase anágena y una mejora en la reducción del cabello.

Este estudio incluyó el uso para una prueba médica con melatonina de esta forma. No obstante, deben existir más investigaciones que vayan enfocadas a detectar cualquier complicación que pueda surgir con este procedimiento.

Hay estudios científicos que han demostrado que algunos alimentos consiguen evitar la caída del cabello en mujeres e, incluso, recuperar la densidad perdida.

Lavanda tópica para la pérdida capilar en mujeres

Finalmente, señalaremos una investigación que se realizó con lavanda tópica para mejorar la pérdida de cabello en mujeres. Esto no consiguió confirmar que ciertamente con el empleo de estos remedios naturales herbales se consiguiera frenar o evitar la caída del cabello en mujeres, ya que no se lograron las evidencias necesarias para confirmarlo. Aunque lo que sí se pudo conseguir en una investigación anterior a esta es que utilizar lavanda con otros aceites herbales funcionaba bien en ciertos tipos de pérdida de cabello.

Hay que hacer especial hincapié en que no se debe tomar de forma oral lavanda pues su uso es esencialmente tópico. Y añadir a esto, que a algunas personas la lavanda les puede causar irritación en el cuero cabelludo o en la piel.

Por todo ello, lo mejor, ante la injustificada caída del cabello en mujeres, será acudir al médico para que realice las pruebas necesarias, con cuyos resultados aplicar el mejor tratamiento a cada caso.

 

  • Artículo escrito por:
  • Doctor Francisco Javier Ruiz Solanes
  • Licenciado en 1989 en Medicina y Cirugía por la Universidad de Málaga (UMA)
  • Colegiado 6.024 del Colegio de Médicos de Málaga
  • Director médico Clínica Esbeltia

Déjanos un comentario