Categoría: Tratamientos contra la alopecia

  • El Ketoconazol es un medicamento antifúngico -o antimicótico- que no está pensado específicamente para combatir la caída del cabello, pero que, sin embargo, puede conseguir ese fin de luchar contra la alopecia. Esto ocurre en los supuestos en los que la causa de la caída del cabello es una enfermedad que se pueda tratar con Ketoconazol.

    Ver más
  • El estrés es una de las principales causas de la caída del cabello hoy en día. Y es que el ajetreado ritmo de vida en la actualidad no contribuye en nada a la salud de nuestro cabello.

    El aspecto positivo es que la alopecia ocasionada por situaciones de estrés no es irreversible: en cuanto desaparezca dicho estado, el pelo volverá a crecer con toda normalidad.

    Ver más
  • El aceite de coco para el cabello tiene muchas propiedades beneficiosas para la salud del cabello. Tiene un alto porcentaje en ácidos grasos saturados, además de ser fungicida, antiséptico y antibacteriano. Favorece la hidratación del pelo y del cuero cabelludo.

    Ver más
  • El tratamiento de estromalterapia capilar consiste, básicamente, en extraer las células madre del tejido adiposo del propio paciente para -una vez aisladas- introducirlas a través de microinyecciones en el cuerdo cabelludo del paciente. Con eso se consigue mejorar la salud capilar, aunque hay que advertir que no es aplicable a todos los casos y que debe ser el cirujano capilar el que determine si es o no posible.

    Ver más
  • Algunas personas atribuyen a la cúrcuma ciertas propiedades beneficiosas para el cuero cabelludo y para la salud del cabello. En algunos casos de caída leve del cabello y siempre que se deban a causas muy concretas, la aplicación de cúrcuma puede beneficiar al pelo, pero lo más aconsejable es siempre que pida consejo a un especialista capilar.

    Ver más
  • La carboxiterapia capilar es aplicable, principalmente, a la alopecia androgenética aunque también se puede indicar para otros casos. Consiste, en pocas palabras, en la introducción de anhídrico carbónico bajo la piel a través de una finísimas agujas. El objetivo es favorecer el riego sanguíneo y un mayor aporte de nutrientes a los folículos pilosos.

    Ver más
  • Al aceite de menta para el pelo se le atribuyen propiedades antibacterianas y vasodilatadoras, lo que favorecería una mayor nutrición de los folículos pilosos. Además, se afirma que contribuye a eliminar la caspa y el exceso de grasa del cuero cabelludo. No obstante, la eficacia del aceite de menta para evitar la caída del pelo es muy limitada.

    Ver más
 
    Valoración gratuita