Cortisona y caída del cabello

Publicado en Tratamientos contra la alopecia

La cortisona es una hormona esteroidea que nuestro organismo produce naturalmente a través de las glándulas suprarrenales. Sintetizada y convertida en medicamento, esta sustancia, que está dentro del grupo de los corticoides, se emplea en la lucha contra numerosas enfermedades. 

Son varias las presentaciones que podemos encontrar de la cortisona: así por ejemplo, se puede administrar tanto de forma tópica, en aerosoles, en comprimidos o en inyecciones, a criterio del facultativo.

Entre sus propiedades, podemos señalar que la cortisona es un potente antiinflamatorio y también se usa para el alivio del dolor en muchos tipos de enfermedades; su utilización como antiistamínico (es efectivo para prevenir las alergias) está bastante extendida, así como para luchar contra el asma; y es uno de los tratamientos que se prescriben de forma habitual a los pacientes con cáncer. 

La cortisona puede ayudar a combatir la alopecia en determinados casos

La cortisona puede ayudar a combatir la alopecia en determinados casos

Efectos secundarios de la cortisona y la caída del pelo

Un uso en altas dosis o durante un tiempo demasiado prolongado de la cortisona puede acarrear efectos secundarios importantes para el paciente, tales como un aumento de peso -debido sobre todo a la retención de líquidos-, aumento de los niveles de azúcar en sangre, irritabilidad o insomnio, etc. 

Pero además de esos efectos secundarios, la cortisona puede causar la caída del cabello, sobre todo si ésta se administra en dosis altas. Si esto le ocurre, hable con su médico por si es posible ajustarle la dosis. 

En todo caso, en lo que respecta a la caída del pelo, hay que decir que este efecto secundario de la cortisona es temporal y que, cuando se deja de tomar, el pelo vuelve a su ritmo normal de crecimiento.

La caída del pelo ocasionada por la toma de cortisona es temporal. Cuando se deja de tomar este medicamento, el cabello volverá a crecer normalmente.

Cortisona contra la alopecia

Hemos comentado cómo uno de los efectos indeseables de esta sustancia puede ser la alopecia. Sin embargo, y aunque parezca paradójico, la cortisona también puede emplearse para luchar contra algunos tipos de alopecia.

Así, por ejemplo, es útil para combatir la alopecia areata, pero sólo en determinadas circunstancias, básicamente que la alopecia se presente en placas y que esté afectado menos de la mitad del cuero cabelludo.

También se puede señalar que en el caso de la alopecia por estrés, ésta también mejora, dadas las propiedades antiinflamatorias e inmunodepresoras de las cortisona. No obstante, dicha mejora sólo de da en tanto se esté suministrando el medicamento. Si la causa origen de la alopecia no se ha corregido, ésta vuelve a aparecer cuando se interrumpe la toma de cortisona.

injerto_capilar
Injerto capilar 2
Reserva tu consulta GRATUITA

Clínica Esbeltia

Málaga Barcelona Sevilla

Fotos antes y después

Opiniones de pacientes


  • Artículo escrito por:
  • Doctora Maria José Fernández Jiménez
  • Licenciado en 1995 en Medicina y Cirugía por la Universidad de Málaga (UMA)
  • Colegiado 7.624 del Colegio de Médicos de Málaga
 

Déjanos un comentario